Público
Público

El hispanista Jonathan Brown critica el exceso de atribuciones a Velázquez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El hispanista estadounidense Jonathan Brown ha lamentado hoy el excesivo número de obras que se atribuyen a Diego Velázquez y ha recordado que en las próximas semanas saldrá a la luz en una almoneda de Londres un nuevo retrato atribuido al pintor sevillano.

Brown, especialista en el arte español de los siglos XVI y XVII y una de las máximas autoridades en la obra de Velázquez, ha indicado que aunque no ha visto aún esta pintura, del tamaño de un folio, no cree que este retrato de una cabeza "aporte mucho al conocimiento" que existe sobre el artista sevillano.

"Siendo un retrato, si no se puede identificar al retratado será difícil hacer una atribución", ha dicho el experto en arte durante la presentación, en el Casón del Buen Retiro de Madrid, de la nueva Cátedra del Museo del Prado sobre "La pintura del Siglo de Oro: perspectivas personales", que dirigirá entre mayo y octubre de 2012.

Tras recordar que "La educación de la Virgen" y "Santa Rufina" son las últimas atribuciones que se han hecho al artista sevillano, Jonathan Brown ha señalado que recibe "una petición a la semana" de obras que pretenden ser atribuidas a Velázquez y ha asegurado que hay tal "cantidad de candidatos" que si respondiese a todas las peticiones tendría que abandonar su labor como investigador.

"Ha salido un segundo Velázquez; el primero (el auténtico) es un pintor de 120 cuadros, la mayoría obras maestras, mientras que el segundo es el Velázquez en sombra, cuadros que no son de Velázquez" y que pertenecen a finales del XIX, ha subrayado el hispanista.

La limpieza de los cuadros y su restauración cuando se encuentran en mal estado juegan, según Brown, un papel fundamental en las atribuciones de las obras, ya que "no se puede atribuir lo que no se puede ver".

En la presentación de la tercera cátedra del Prado, Brown ha considerado que el Greco es "el pintor peor entendido en toda la historia de la pintura española", y ha señalado que, "pese al mito del misticismo, que muchos siguen apoyando", este, al igual que Ribera, "se ganó la vida con su pintura y, de vez en cuando, tenía la suerte de recibir un encargo importante".

Ambos, en su opinión, se vieron obligados a "ganarse el pan" pintando "no solo retablos", sino otro tipo de obras menos artísticas y más comerciales hechas en sus talleres, cuestión que este experto en el Siglo de Oro analizará durante una de las seis conferencias que impartirá dentro de la cátedra.

"La formación de un hispanista", "Las aproximaciones al estudio de la pintura española del Barroco", "El obrador como fábrica. Los casos de El Greco y Ribera", "El arte cortesano en la España de los Habsburgos", "Velázquez" y "La pintura hispana en el virreinato de México" serán los temas analizados por Brown en las conferencias.

El director adjunto de Conservación del Museo del Prado, Gabriele Finaldi, ha explicado que la cátedra, aunque está preferentemente dirigida a expertos, también puede interesar al público general, y ha recordado que las dos anteriores estuvieron dirigidas por Philippe de Montebello y Salvatore Settis.

Brown aprovechará su estancia en Madrid para recoger, esta tarde, el premio Bernardo de Gálvez 2011, concedido por el Patronato de la Fundación Consejo España-EEUU por su dedicación "de toda una vida, a la difusión del arte y la cultura española en el mundo".

Este galardón pretende dar a conocer la labor de aquellas personas o instituciones, de nacionalidad estadounidense, que con su trabajo, ejemplo o dedicación han impulsado la cooperación entre España y Estados Unidos y han desarrollado las relaciones entre ambos países.