Público
Público

Hispanos EEUU aún no adoptan medidas seguras de exposición solar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Genevra Pittman

Los hispanos no deberíanasumir que tener la piel más oscura equivale a tener bajoriesgo de desarrollar cáncer de piel.

Una encuesta reveló que los adultos hispanos que habíanvivido en Estados Unidos durante mucho tiempo y dominaban mejorel inglés eran tan propensos a utilizar protector solar comoaquellos con mayor nivel educativo y los que conversaban confamiliares y amigos sobre salud.

Aun así, esos hispanos no tendrían la costumbre de utilizarcamisas de manga larga y pantalones o buscar sitios con sombrapara protegerse de sol, lo que elevaría el riesgo de quedesarrollen melanoma, un cáncer de piel potencialmente mortal,según publica Archives of Dermatology.

Existe un "error de interpretación" en algunos sectores dela población en cuanto al riesgo de desarrollar cáncer de piel,sostuvo la dermatóloga Elizabeth Tanzi, del Instituto deCirugía Dermatológica Láser de Washington.

"Todos los tipos de piel, sin importar cuánto color tienela piel, pueden desarrollar cáncer", agregó Tanzi, que noparticipó del estudio.

Según el Instituto Nacional del Cáncer, más de 70.000estadounidenses desarrollarán melanoma en el 2011. Casi 8.800morirán por la enfermedad, que es varias veces más común en losblancos que en los afroamericanos, los asiáticos o loshispanos.

El equipo de Valentina Andreeva, de la University ofSouthern California en Los Angeles, analizó datos obtenidos através de una encuesta realizada en el 2005 con respaldo delInstituto Nacional del Cáncer a unos 500 hispanos.

Se les preguntó con qué frecuencia utilizaban protectorsolar o tomaban otras medidas "seguras" y sobre su saludfísica, educación y relación con amigos y familia. También seevaluó cuán cómodos se sentían con el inglés y cuánto tiempohacía que vivían en Estados Unidos.

El 15 por ciento de los 496 que respondieron dijo quesiempre usaba pantalla solar y un 39 por ciento nunca lo habíahecho.

Un 26 por ciento dijo que siempre estaba a la sombra losdías soleados y un 13 por ciento siempre usaba camisas de mangalarga, resumió Andreeva, que ahora trabaja en la UniversidadParís XIII, en Francia.

Los hispanos que más tiempo habían residido en EstadosUnidos o que mejor hablaban inglés eran más propensos autilizar protector solar, pero menos a utilizar mangas largaspara protegerse del sol, comparado con los últimos en inmigraro que aún hablaban en español.

Los participantes con mayor nivel educativo o queconversaban con amigos sobre salud fueron los que más pantallasolar utilizaban. Pero no usaban más ropa con mangas largas nieran más propensos a optar por sitios con sombra los díassoleados.

Según los autores, los hispanos con más riesgo dedesarrollar cáncer de piel son los hombres que trabajan al airelibre.

"Tanto los médicos como los pacientes hispanos estiman queesas conductas no son aplicables porque esa población tienetasas de cáncer mucho más bajas (que los blancos)", dijoAndreeva.

Sin embargo, cuando desarrollan un tumor, el diagnóstico esmás tardío, en un estadio más peligroso, que en los blancos.Eso, junto con el aumento de la población hispana de EstadosUnidos, revela la importancia de la protección cutánea en esegrupo.

En general, el equipo observó que ninguna etnia cumple lasguías de protección solar. Tanzi opinó que los médicos debeneducar a los pacientes sobre los riesgos de la exposiciónsolar.

Y los investigadores deben hallar la forma de penetrar lasredes sociales de la población hispana para que el mensajellegue también a los que no consultan al médico regularmente.

El dermatólogo Arturo Dominguez, del Southwestern MedicalCenter de la University of Texas, en Dallas, escribió uncomentario sobre el estudio, en el que señaló la importancia derecordar que los hispanos tienen culturas, ingresos y color depiel muy variados.

Mientras que las campañas sobre protección solar en diariosy televisión darían buen resultado entre los hispanos con másaños de residencia en Estados Unidos, opinó que para los nuevosinmigrantes, "esas estrategias deberían concentrarse en medidasde protección utilizadas en sus países de origen", como elentrenamiento de referentes comunitarios en salud.

Una carta de investigación publicada en la misma revistarevela que los afroamericanos también subestimarían el riesgode desarrollar cáncer de piel. "Todos deben protegerse del sol.Nadie es inmune", finalizó Tanzi.

FUENTE: Archives of Dermatology, online 18 de julio del2011