Público
Público

El histórico La Tour d'Argent vende más de 18.000 botellas de su bodega

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Tour d'Argent, uno de los restaurantes más antiguos de París, subastará entre hoy y mañana más de 18.000 botellas de vino, cognac y champán en una venta con la que espera recaudar más de un millón de euros (casi 1,5 millones de dólares).

El objetivo es hacer hueco entre las 450.000 botellas con que cuenta la bodega del restaurante para nuevos caldos que se acerquen a los "gustos actuales", explica André Terrail, responsable del célebre restaurante tres estrellas Michelin fundado en 1582.

Además, Terrail destinará el dinero recaudado a renovar parcialmente la bodega, siguiendo los designios de su padre, fallecido en 2006.

Sin embargo, el sumiller de la casa, que se ocupa desde 1981 de los 1.200 metros cuadrados donde se almacenan los vinos de La Tour d'Argent, reconocía que tuvo problemas para elegir los caldos que venderá la casa de subastas Piasa.

Entre las botellas en venta, cuyo precio de salida oscila entre los 10 y los 5.000 euros (entre los 14,8 y 7.400 dólares), destaca un cognac Fine Champagne Clos du Griffier (1788), anterior a la Revolución Francesa, cuya recaudación se destinará a una organización caritativa.

El restaurante, que no acostumbra a servir vinos con menos de diez años, también ofrece a los compradores Burdeos de Château Latour de 1975, un Château Cheval Blanc de 1928 o un Château Lafite Rothschild 1970.

Los vinos de la Borgoña están representados por caldos como el Mersault Clos de la Barre Lafon de 2004, el Pouilly Fumé Silex Dagueneau de 2005 o el Montlouis Remus Taille aux Loups de 1997.

Entre los espumosos, se puede adquirir, por ejemplo, un Bas Armagnac Jouanda de 1934 o un Rhum Bally de 1947, entre otros.

En sus más de 400 años de historia, a la mesa de La Tour d'Argent se han sentado personajes como el monarca francés Luis XIV, el Zar Nicolas II de Rusia, el financiero Randolph Rockefeller o el ex presidente de Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt.

La especialidad de la casa, en donde se inspiraron algunas de las escenas de la película "Ratatouille", es el célebre "Pato Tour d'Argent".

La receta, creada en 1890 cuenta con su propio ritual en el que un cocinero especializado trocea el ave delante del cliente y después prensa algunas de las partes en un aparato de plata para elaborar una salsa con cognac, limón y Madeira que riega el plato.