Público
Público

El Hitler indio aterriza en Occidente

La película 'Querido amigo Hitler', estrenada hace un año en la India, da el salto a Reino Unido y Estados Unidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Bollywood, la industria cinematográfica india, se atreve con una película sobre el dictador nazi, Adolf Hitler, en la que pretende mostrar la superioridad de la acción no violenta.

Querido amigo Hitler, film estrenado en 2010, ha levantado ampollas entre la población india. Después de que el pasado mayo el film se proyectara en el festival de Cannes, uno de los críticos que la vieron la calificó de 'ente más allá de lo horrible', pero que resulta 'divertida sin querer'. Pese a la controversia y a las críticas no demasiado favorables, la película se estrenará próximamente en Estados Unidos y Reino Unido.

La película es 'divertida sin querer', según un crítico

En India unos critican la ingenua visión que la cinta ofrece del dictador nazi. El debate está servido en un país donde la ideología nazi tiene cierto predicamento: Mi lucha, el libro escrito por Hitler, es un best-seller y sus ideas son reivindicadas por ciertos sectores de la población, hostiles a los musulmanes.

El plantel de actores de Querido amigo Hitler es íntegramente de origen indio y su guión está basado en dos cartas que el padre pacifista de la India, Mahatma Gandhi, escribió a Hitler durante la guerra para persuadir al dictador de que abandonase sus ánimos bélicos. 'Queremos llevar un mensaje de paz desde la India al mundo, enseñar los fundamentos de que somos un país secular y amante de la paz. Cada indio sigue llevando dentro a Gandhi', dijo el guionista de la película y portavoz para la prensa, Nalin Singh.

Singh afirma que la película muestra la superioridad de Gandhi sobre Hitler

Sin embargo no faltan las ambigüedades ideológicas entre los implicados en la película. El año pasado Singh no dudó en alabar la contribución 'indirecta' de Hitler a la independencia india y de calificarlo como 'un líder muy exitoso', mientas que Neha Dupia, que interpreta a la amante del dictador, Eva Braun, admitió que es una 'gran fan' de la pareja.

Para evitar polémicas, Nalin Singh afirma que la película busca solo mostrar la superioridad del movimiento gandhiano sobre el nazismo, y de ningún modo presentar al dictador de forma idealizada, como teme, por ejemplo, la pequeña comunidad judía de la India. 'En muchas partes del mundo hay protestas estos días, y es un buen momento para definir un método: ¿qué es mejor, la no violencia o las pistolas?', se preguntó Singh, que también interpreta en el filme al ministro nazi de Propaganda, Joseph Goebbels.

Con un presupuesto de 150 millones de rupias (unos 3,4 millones de dólares o 2,3 millones de euros), la productora recreó en la achicharrante Delhi el búnker en el que Hitler pasó sus últimos días, y optó por las montañosas regiones del norte como escenarios para los exteriores. Por lo que puede verse en el tráiler, la película funciona como poco menos que una copia de El hundimiento (2004), un retrato de los últimos días de Hitler al término de la guerra mundial, aunque los mezcla con la sencilla vida de Gandhi en el campo indio.