Público
Público

Hizbulá advierte a Israel sobre riesgos de cualquier eventual ataque

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El grupo chií libanés Hizbulá advirtió hoy que si hay una nueva agresión contra el Líbano, Israel se expone a una reacción "nunca vista".

La advertencia forma parte de una guerra verbal que protagonizan desde ayer autoridades israelíes e Hizbulá, aunque tanto fuentes militares como responsables del grupo chií descartan que se puedan desatar las hostilidades.

"No prevemos una guerra, pero debemos mantener el más alto grado de prudencia y cautela", afirmó el dirigente de Hizbulá Mohamed Yaghi.

El cruce de declaraciones comenzó a raíz de unas afirmaciones del viceministro israelí de Asuntos Exteriores, Danny Ayalon, quien ayer advirtió sobre posibles ataques a israelíes a raíz de la detención en El Cairo de una célula islamista que, según un periódico egipcio, pretendía atentar contra la embajada israelí en esa capital.

"Tengo que pasar un mensaje: si se toca el cabello de un representante de Israel en el extranjero o incluso de algún israelí ordinario, como un turista, consideraremos a Hizbulá responsable, y el resultado será de una gran gravedad no sólo para ese grupo, sino también para el Líbano", afirmó Ayalon.

En respuesta, Yaghi afirmó hoy que Israel no debe "cometer ninguna agresión contra el Líbano, porque en ese caso verá algo nunca visto".

"La resistencia (frente a Israel) está lista y preparada para hacer frente", afirmó por su parte el presidente adjunto del Comité ejecutivo de Hizbulá, Bilal Naim.

Otro dirigente de Hizbulá, Hachem Safedin, en declaraciones publicadas hoy, afirmó que "cualquier acción estúpida israelí acarreará una respuesta que será tal, que la guerra de julio de 2008 fue una broma".

Una fuente militar consultada por Efe, sin embargo, dijo que de momento no nada que preocupe en la frontera entre el Líbano e Israel. "La situación sigue normal", añadió la fuente, que pidió mantener en reserva su identidad.

Fuentes diplomáticas consideraron que la actual guerra verbal sólo está permitiendo a Israel y a Hizbulá "mostrar los dientes" y calificaron como improbable cualquier ataque inminente.