Público
Público

Lo hizo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Michael Phelps lo hizo. El nadador estadounidense ganó hoy en Pekín su octava medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2008, algo que nadie antes había conseguido, y superó la histórica marca de su compatriota Mark Spitz, de siete, vigente desde Múnich, en 1972.

Phelps en la capital china ha ascendido un peldaño en el olimpo. Ha pasado de estar al grupo de los grandes a entrar en la categoría de los mitos del deporte, donde no hay más de diez personas y es con 14 medallas de oro el mejor atleta de la historia del olimpismo.

El estadounidense, nacido en Baltimore (Maryland) hace 23 años, ganó junto a sus compañeros del relevo 4x100 estilos, Aaron Peirsol, Brendan Hansen y Jason Lezak, la octava medalla en la capital china y la decimocuarta de oro olímpico de su carrera deportiva, pues a las ocho de Pekín hay que añadir seis títulos de Atenas 2004 y dos de bronce de la capital de Grecia.

Lo hizo además de la forma más bonita, compartiendo el título con sus compañeros del equipo de relevos, sin los cuales no habría superado la marca de Spitz, y rebajando el récord del mundo. En cada final que ha nadado, salvo en los 100 mariposa de ayer, Phelps ha batido el registro mundial.

Los americanos han ganados los tres relevos masculinos en el "Cubo de Agua" pequinés durante los nueve días de la competición de natación.

El equipo estadounidense lo batió como la ocasión requería por más de un segundo. Peirsol, Hansen, Phelps y Lezak pararon el crono en 3:29.34 y nadaron más rápido que en Atenas 2004 cuando marcaron 3:30.68.

Tras los norteamericanos se clasificaron los australianos Hayden Stoeckel, Brenton Rickard, Andrew Lauterstein y Eammon Sullivan, con 3:30.04, y los japoneses Junichi Miyashita, Kosuke Kitajima, Takuro Fuji y Hisayoshi Sato, medallistas de bronce con 3:21.18.

El cuarteto de los Estados Unidos sólo dejó la primera plaza de la final en la posta de braza, con Hansen, que perdió los dos puestos ganados por el espaldista Peirsol.

Kitajima, doble medallista de oro en las pruebas de braza de la capital china, fue el que dio una efímera ventaja a los japoneses al adelantar a su eterno rival, Hansen, con 58.07 por 59.27. El australiano Rickard también pasó al bracista estadounidense.

Peirsol había hecho 53.16 para ganar a Stoeckel, con 53.80, a Miyashita, con 53.87, y al ruso Arkady Viatchanin, que fue el segundo en la posta de espalda, con 53.36.

Sin embargo, todo estaba bajo control. A Hansen le sustituyó Phelps en la mariposa y los americanos recuperaron la dos posiciones para que el nadador de Baltimore entregara primero el relevo a Lezak.

Phelps paró el crono en 50.15 y batió a Lauterstein, con 51.03, y a Fuji, con 50.89, mientras los rusos tras nadar Roman Sludnov y Evgeny Korotyshkin ya eran cuartos, posición que no abandonarían hasta que tocó Evgeny Lagunov, con un 3:31.92 que establece un nuevo récord de Europa.

Lezak aguantó la acometida del australiano Sullivan, que ha sido el gran derrotado en las pruebas de velocidad de Pekín 2008, y con un registro de 46.76 mantuvo a raya al oceánico para dar la octava medalla a su compañero.

El australiano fue un poco más rápido que el americano y llevó cierta incertidumbre a la grada en los primeros cincuenta metros, pero con sus 46.65 no pudo enjugar la diferencia que ya tenían sus rivales.

El nipón Sato, con 48.35, toco en tercera posición par dar a Japón la medalla de bronce.

Los pasos que necesitaban los americanos para batir la mejor marca mundial son los siguientes: 53.45, 1:52.82, 2:43.10 y 3:30.68. Y los que lograron hoy son: 53.16, 1:52.43, 2:42.58 y 3:29.34.