Público
Público

Hockey: Estacazos desde la antigüedad clásica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Consta en vasos cerámicos que los antiguos griegos tenían un deporte similar al hockey. Pero los pasatiempos no entraban a Olimpia. Y aunque la popularidad del béisbol en muchos países es grande, su presencia en los Juegos Olímpicos es reciente y fugaz.

El Béisbol sólo entró en competición en 1996, junto con el Softball, y el Comité Olímpico Internacional ha decidido que los Juegos de Beijing 2008 sea su última cita olímpica. El Hockey sobre hierba, en cambio, se incorporó a las olimpiadas en 1908, y desde 1928 no ha fallado.

La pelota de Béisbol está hecha de cuerda arrollada en torno a un núcleo de corcho, y recubierta de dos piezas de cuero cosido con 108 puntadas levantadas de hilo rojo de algodón; las costuras son muy importantes en la aerodinámica. Desde su incorporación a la liga profesional estadounidense en 1910 éste es el modelo básico. La pelota de Softball, a pesar de su nombre (soft es blando en inglés), no es especialmente suave. Su estructura es similar, aunque es mayor y más pesada, y lleva costuras sin relieve.


El softball nació como una versión ligera del béisbol para entrenar durante los meses de invierno; no hay que olvidar que un lanzador profesional puede poner la pelota a casi 200 kilómetros por hora, y que ha habido muertos por pelotazos en el béisbol. Por eso el bateador lleva casco, y el catcher va acorazado y dispone de un enorme guante acolchado de cuero.

Eso sí, el bateador tiene con qué defenderse. Un bate de béisbol es una pieza maciza de madera, normalmente de fresno aunque también puede ser nogal, bambú o arce. No puede tener más de 6,98 cm de diámetro en su punto más grueso ni más de 106,7 cm. de longitud, y no pesa más de un kilo.

Antes se tallaban a mano; hoy se construyen a máquina de acuerdo a patrones metálicos que cada fabricante guarda celosamente. En la práctica amateur también se utilizan bates metálicos, generalmente de aluminio, aunque se considera más hermoso el sonido de la madera al batear. Los bates, sean de la madera que sean, se tiñen en uno de siete colores estándar.

En el softball, en cambio, el bate es metálico o sintético (plásticos, fibra de carbono), más pequeño (86 cm. de largo, por 6 cm. de diámetro) y quizá más ligero (1.08 kg.). El bate más corto y la pelota más pesada hacen que en el softball las protecciones sean menos necesarias que en el béisbol.

El stick de hockey sobre hierba tiene unos 90 cm. y puede estar hecho de madera, maciza o laminada, o de sintéticos como la fibra de carbono o el kevlar, pero no de metal. Su forma ha sufrido una revolución, al descartarse la ‘ele’ abierta tradicional en favor de una pala en ‘jota’, mucho más cerrada, lo que facilita el control de la pelota, acelera el juego y mejora la precisión de los lanzamientos.

La evolución de los ‘sticks’ ha sido vertiginosa a lo largo de los años, con modelos apareciendo cada año que empujan los límites del reglamento. Actualmente la hierba del hockey es artificial, una alfombra plástica sujeta con arenas especiales, lo que la hace abrasiva y ha impuesto el uso de guantes a los jugadores.

Los tres deportes se han beneficiado de los nuevos materiales balísticos en su equipo protector. En el béisbol el casco del bateador y las protecciones del ‘catcher’ hoy se hacen de fibras balísticas. Los jugadores de la parte externa del campo llevan un guante especial de cuero con red ente los dedos y acolchados, para ayudarles a recoger la pelota.

En hockey sobre hierba los jugadores suelen llevar protectores bucales y espinilleras; los porteros llevan un blindaje mucho más serio en su rostro, ya que la pelota es de plástico casi macizo y puede hacer verdadero daño. Los ingleses y sus colonias fueron los grandes dominadores de este deportes durante buena parte del siglo XX.