Público
Público

Un hogar puede ahorrar hasta 10% factura de energía con medidas de eficiencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un hogar medio puede llegar a reducir entre un 5 y un 10 por ciento su factura de energía, y el mismo porcentaje de emisiones de dióxido de carbono (CO2), con pequeñas medidas de eficiencia como usar bombillas de bajo consumo o conducir de forma menos agresiva.

Así lo explicó la responsable de Cambio Climático de la empresa eléctrica Iberdrola, Mónica Oviedo, durante la presentación en Toledo de la iniciativa "Huella verde", puesta en marcha en enero pasado con el objetivo de concienciar a la gente de la importancia de reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera.

Para participar en la campaña hay que darse de alta en la web creada al efecto www.iberdrola.com/huellaverde donde, tras contestar a una serie de preguntas, el usuario recibe consejos de eficiencia energética y se marca un objetivo de reducción de emisiones.

En 2008 se pretende reducir 5.000 toneladas de emisiones y, aunque es "mucho", según Oviedo, es alcanzable porque ya se han dado de alta casi 8.000 participantes en toda España, "y entre todos nos hemos puesto ese objetivo", que se podrá ir cambiando según las previsiones.

La reducción de las emisiones contaminantes en cada casa depende del número de personas que vivan en ella y del peso que tenga el transporte en los hábitos, sobre todo, pero con unas medidas sencillas una familia media puede ahorrar entre un 5 o un 10 por ciento "dependiendo de lo ambiciosos que seamos".

Por tanto, son acciones que "vienen bien al bolsillo y al medio ambiente", dijo la responsable de Medio Ambiente de Iberdrola.

Las recomendaciones que se den a los participantes variarán según la estación del año, por ejemplo, en invierno se habla de calefacción y medidas de aislamiento de las casas y, en este sentido, hay que tener en cuenta que por cada grado que se baje la calefacción, el consumo disminuye un 7 por ciento.

En verano se darán recomendaciones de eficiencia en el uso del aire acondicionado y, para todo el año, son válidos los consejos de cambiar las bombillas tradicionales por las de bajo consumo, que a pesar de ser un poco más caras, en toda su vida útil pueden reducir hasta media tonelada de emisiones de CO2.

Se aconseja rechazar las bolsas de plástico de la compra porque, en su proceso de producción, se emiten muchos gases contaminantes, así como conducir el coche de manera menos agresiva y utilizar el transporte público.

Son medidas que "benefician a nuestro bolsillo, si no queremos pensar en el cambio climático", dijo Mónica Oviedo, quien recordó además que la Unión Europea, en el Protocolo de Kioto, tiene el objetivo de reducir sus emisiones el 8 por ciento.