Público
Público

Holanda celebra elecciones locales como un adelanto de las generales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Holanda celebrará el próximo miércoles unas elecciones locales que se han convertido en un aperitivo de los comicios generales anticipados convocados para el 9 de junio tras la ruptura de la coalición de Gobierno del pasado fin de semana.

Los holandeses elegirán a los regidores de 349 municipios, pero los asuntos locales han quedado en un segundo plano tras la convocatoria de elecciones generales, de forma que las votaciones tendrán una dimensión nacional.

"Ya no hay discusión de asuntos locales desde la crisis de Gobierno. Es más difícil hablar de cuestiones municipales, toda la prensa los está ignorando", reconoció a Efe Nel van Dijk, directora del Instituto para el Público y la Política, un centro de estudios políticos basado en Amsterdam.

La ruptura de la coalición ha dado un nuevo interés a la campaña y "va a votar más gente", ya que se percibe que la elección municipal es "más importante", añadió.

La coalición de Gobierno se rompió el pasado fin de semana cuando el Partido Laborista (socialdemócrata) se retiró del Ejecutivo por las discrepancias sobre la continuación de la presencia de soldados holandeses en Afganistán.

Una mayoría de ciudadanos holandeses se opone también a que las tropas sigan en el país asiático, donde han muerto 21 soldados de este país.

Por ello, el Partido Laborista (PvdA) podría ser el gran beneficiado de los comicios del miércoles y, por añadidura, de las generales de junio, según Van Dijk, ya que varias encuestas divulgadas esta semana coinciden en señalarle como el más favorecido por la actual situación.

"Si logran ahora avances amplios, los mantendrían hasta junio, ya que esas ganancias se mantienen en cortos períodos de tiempo", explicó esta analista.

En cambio, los democristianos (CDA) del primer ministro en funciones, Jan Peter Balkenende, aparecen de momento como los principales perjudicados.

En estas circunstancias, los laboristas no ven peligrar el gobierno de coalición de partidos de izquierda en la ciudad más importante del país, Amsterdam.

Sin embargo, la continuidad del alcalde laborista de la segunda ciudad, Rotterdam, está más en duda ya que esa ciudad es feudo del partido populista Leefbaar (fundado por el asesinado dirigente Pim Fortuyn) y tiene una tradición de fuertes cambios políticos.

Leefbaar es "muy fuerte" en Rotterdam, donde fue segundo en las últimas elecciones, y "puede ser que ganen otra vez", reconoce Van Dijk.

Una de las propuestas de este partido ha sido la de prohibir que se silbe o dirijan comentarios a las mujeres en plena calle, a fin de combatir un supuesto problema de jóvenes de origen extranjero que maltratan con palabras a las mujeres. Sin embargo, Van Dijk considera que este problema es "inexistente".

Otra de las grandes incógnitas de los comicios locales será el resultado que obtenga el Partido para la Libertad (PVV) fundado por el populista y antimusulmán Geert Wilders.

El PVV sólo se presenta en dos ciudades, La Haya y Almere, debido a que esa formación no tiene militantes y Wilders quiere controlar con cuidado a los candidatos.

De momento, el PVV marcha en primera posición en los sondeos de Almere, y Wilders ha prometido que si gana, su formación prohibirá que en las dependencias municipales y en las entidades que reciban fondos locales se vista el velo musulmán.

Este partido se creó justo antes de las elecciones legislativas de 2006, en las que logró 9 de los 150 escaños del Parlamento, y las encuestas le sitúan como el segundo partido más valorado tras el CDA (a pesar de que baja) y empatado con el PvdA.