Público
Público

Holanda se enfrenta a nuevas restricciones sobre el cannabis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Greg Roumeliotis

Los "coffee shops" de Holanda sepreguntaban el sábado cómo acatar las restricciones anunciadaspor el Gobierno sobre la venta de cannabis "fuerte", aduciendoque su implementación será difícil dadas las leyes deproducción.

Holanda es famosa por sus liberales políticas sobre drogas.Un ciudadano holandés puede cultivar un máximo de cinco plantasde cannabis para consumo personal, pero la producción a granescala y su transporte son delito.

El viernes, la coalición gobernante dijo que buscaríaprohibir lo que considera tipos de cannabis fuerte, conocidocomo "skunk", colocándolo en la misma categoría que drogasduras como la cocaína o la heroína.

Pero la industria aseguró que las directrices no eransuficientemente claras.

"Los cultivadores de cannabis para el comercio yaquebrantan la ley, así que ¿cómo se puede comprobar qué eslegal? No está claro qué 'coffee shops' tienen que hacerlo",afirmó Maurice Veldman, abogado de la asociación decomerciantes de cannabis de Holanda, que representa a losestablecimientos ante la justicia.

Pionera en las políticas liberales sobre drogas, Holanda seha echado atrás en su tolerancia en los últimos años,anunciando en mayo planes para prohibir que los turistasaccedan a los "coffee shops", atracciones populares en ciudadescomo Amsterdam.

El Gobierno dijo que ahora prohibiría la venta de cannabiscuya concentración de THC, la sustancia más psicoactiva, supereel 15 por ciento.

El promedio de concentración de THC en el cannabiscomercializado en los "coffee shops" está entre el 16 y el 18por ciento, según el Instituto Trimbos.

"Lo que van a conseguir es que la gente fume más marihuanay yo venda más gramos. Pero como pasaba con el tabaco, será másperjudicial para la salud", dijo Marc Josemans, propietario deun "coffee shop" en Maastritch.

El Gobierno holandés asegura que un alto contenido de THCes perjudicial para la salud mental, particularmente si seconsume a temprana edad, y por eso busca enviar un claromensaje de que el cannabis fuerte conlleva un riesgoinaceptable para los consumidores.