Público
Público

Hollande trata con Merkel y Monti como aplicar el rescate a España

La canciller alemana enfría las expectativas de Rajoy de llegar a un acuerdo sobre la unión bancaria, e insiste en que lo prioritario es la unión fiscal.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Francia, François Hollande, confió en poder aclarar con la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro italiano, Mario Monti, los detalles del mecanismo de ayuda diseñado para que España pueda mejorar sus condiciones de financiación. Hollande, a su llegada al Consejo Europeo que se celebra en Bruselas, aseguró que esperaba tratar con Merkel y Monti, con quienes mantuvo sendos encuentros bilaterales antes del inicio de la cumbre, 'cómo hacer que el mecanismo de estabilidad que debería permitir a España financiarse en buenas condiciones pueda ponerse en marcha' y lograr que 'las tasas de interés bajen'. El presidente francés subrayó que se dan 'todas las condiciones para salir de la crisis' y que es el momento de arreglar los 'problemas' de la zona euro, primero con la unión bancaria y 'pronto sobre España y Grecia'.

Previamente, el ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, había asegurado que lo peor de la crisis ha pasado y que la vuelta de la confianza dependerá de solucionar rápido los problemas de Grecia, de España y de la supervisión bancaria. Ahora hay que aportar soluciones a corto plazo para Grecia y España y avanzar de forma ambiciosa en la supervisión bancaria. Si se solucionan estos tres problemas, la confianza volverá verdaderamente', dijo en una entrevista con el diario económico francés Les Echos.

La situación económica de España y la posibilidad de que solicite un nuevo programa de ayuda no figura formalmente en la agenda de la cumbre europea de jueves y viernes, pero no se descarta que pueda ser discutida por los jefes de Estado y de Gobierno. El Gobierno español baraja solicitar un rescate 'virtual' que consistiría en pedir ayuda al fondo de rescate europeo (el MEDE) pero no utilizar sus fondos, y cumplir así con el trámite de la petición para que el BCE pueda comprar bonos españoles y lograr que se rebaje la prima de riesgo del país. 

Fuentes de la delegación francesa explicaron posteriormente que Hollande comentó que España no quiere ser la prioriad en la cumbre, porque de lo que se trata es de avanzar hacia un acuerdo sobre la unión bancaria. Este es otro de los puntos en los que el mandatario galo coincide con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pues un acuerdo sobre la unión bancaria permitiría a España que la ayuda que reciba de la UE para el sistema financiero no contabilice ni en el déficit ni en la deuda pública. Rajoy, que no ha hecho declaraciones a su llegada a la sede del Consejo Europeo para participar en la cumbre, trasladó este miércoles a a Merkel su deseo de que se acelere la unión bancaria y, en consecuencia, que sea un hecho la creación de un supervisor único.

El Gobierno español considera que no hay urgencia alguna en pedir ayuda financiera a la UE y recalca que esa no es una cuestión objeto de debate en el Consejo Europeo, donde ha abanderado la petición de que se cumplan acuerdos de junio como la unión bancaria. Ese es el objetivo prioritario, y el Gobierno español espera que los socios comunitarios asuman el documento suscrito por los presidentes de la Comisión, el Consejo, el Eurogrupo y el Banco Central Europeo (BCE) para esta cumbre porque considera que va en la buena dirección para cumplir lo pactado. En concreto espera que en enero esté ultimado el reglamento de la supervisión para que el BCE pueda asumir ese papel a lo largo de 2013.

Es posible, no obstante, que el acuerdo final quede lejos de lo que pretende Mariano Rajoy, y se quede sólo en un compromiso de seguir avanzando, aunque con un calendario algo más definido. En su reunión antes del comienzo del Consejo Europeo, Hollande y Merkel acordaron  la necesidad de un marco temporal claro y conciso para construir la unión bancaria europea, según fuentes del Gobierno francés. 'Existe la idea de un comunicado que identifique objetivos claros en términos de tiempo para la unión bancaria... para finales de año. Habrá diferentes pasos, pero la idea es tener para la próxima cumbre las estructuras, la posición del supervisor bancario y que la arquitectura básica de la supervisión bancaria esté claramente definida', dijeron estas fuentes.

A su llegada a la cumbre, Merkel arrójó un jarro de agua fría sobre las expectativas españolas. La canciller alemana ha dejado claro que los líderes europeos no tomarán ninguna decisión en esta cumbre para poner en marcha la unión bancaria, tras recordar que los ministros de Finanzas de la Eurozona discuten en la actualidad 'los detalles' del mecanismo único de supervisión bancaria.  'Este no es un Consejo en el que tomaremos decisiones, pero tenemos que prepararlas para diciembre', ha explicado la canciller en declaraciones a la prensa a su llegada a la cumbre europea.

Merkel ha dejado claro que Berlín apuesta por ir 'rápido' para poner en marcha el mecanismo único de supervisión bancaria, cuya creación es una condición para que el fondo de rescate permanente pueda utilizarse para recapitalizar directamente a la banca, como pide España, pero ha dejado claro que hay que ir con 'rigor'. Los ministros de Finanzas de Alemania, Holanda y Finlandia publicaron en septiembre una declaración conjunta en la que cuestionaban tanto los plazos para la entrada en vigor de la recapitalización directa (en enero de 2013) como su carácter retroactivo para España.