Público
Público

El hombre encontrado ahorcado junto a su hija muerta estaba condenado por violencia de género

El padre de la menor, de 6 años, tenía orden de alejamiento de su mujer pero no de su hija. La pareja, de Campillos (Málaga) estaba en pleno proceso de separación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El hombre cuyo cadáver ha sido encontrado hoy junto al de su hija de 6 años en una vivienda de la localidad malagueña de Campillos (Málaga)  mató a la menor y se suicidó después. Esa es la teoría de la Delegación del Gobierno en Andalucía, que ha informado de que el presunto asesino estaba condenado por violencia machista contra su expareja y madre de la niña.

En un comunicado, la Delegación detalla que el padre de la menor, Diego G.P., de 32 años, fue condenado en diciembre por el Juzgado Mixto número 3 de Antequera por violencia machista contra su expareja a seis meses de prisión y la prohibición de acercamiento y comunicación hacia ella durante dos años. La pena de prisión estaba suspendida, mientras que no constan medidas de alejamiento de la hija.

Un cuñado del fallecido encontró los cadáveres esta mañana cuando iba a recoger a la menor para llevarla a un centro de transporte para que regresara con su madre, que reside en Mataró (Barcelona), según ha relatado a Efe el alcalde de Campillos, Jesús Galeote.

Es la primera vez este año en España que un padre ejerce la violencia de género atentando contra la vida de la hija que tenía en común con su expareja, aprovechando el régimen de visitas que tenía concedido, según la Delegación del Gobierno. No obstante, no es el primer caso español en el que los menores se convierten en víctimas directas del machismo de sus padres. Ángela González, cuyo marido mató a su hija después de haberle denunciado hasta en 47 ocasiones ha denunciado recientemente a España ante la ONU por 'negligencia judicial y policial' en su caso. 

La menor asesinada iba a regresar con su madre esta misma mañana

La delegada del Gobierno de Andalucía, Carmen Crespo, ha expresado su consternación y repulsa ante este caso, que ha calificado como 'un hecho triste y doloroso que merece la profunda repulsa del conjunto de la sociedad'. Asimismo, ha destacado que las administraciones públicas 'deben utilizar todas las herramientas a su alcance para erradicar esta lacra'. También ha afirmado que 'la implicación y el compromiso de los ciudadanos contra la violencia de género resulta crucial a la hora de evitar estos sucesos'.

Respecto a los hijos que se ven involucrados en casos de violencia machista, Crespo ha señalado que 'un menor sólo por ser testigo de hechos agresivos contra su madre puede sufrir secuelas psicológicas de por vida', ha indicado. Por otra parte, ha considerado que es 'fundamental reforzar las medidas de sensibilización, prevención, información y protección efectiva para las víctimas de violencia de género, así como el fomento de las denuncias'. En este sentido, la delegada del Gobierno ha recordado que los datos reflejan una ligera bajada del número de denuncias presentadas por la víctima directamente o a través de atestado policial, que pasaron de 20.529 en 2011 a 20.081 en 2012. También han descendido significativamente las denuncias por parte de familiares, de 596 en el 2011 a 300 en el 2012, y los partes de lesiones, de 3.951 en el 2011 a 3.413 en el 2012.

En lo que va de año se han quedado huérfanos en España ocho menores de edad como consecuencia de la muerte de sus madres causada por sus parejas o exparejas. Según los datos del Ministerio de Sanidad, son 11 las víctimas mortales de la violencia de género en 2013.

Según fuentes de la investigación, los cuerpos fueron encontrados por la Policía y la Guardia Civil de la localidad malagueña en extrañas circunstancias. El cadáver de la niña se encontraba sobre la cama y presentaba espuma en la boca, mientras que el padre apareció ahorcado en las escaleras de la vivienda. El alcalde del municipio, Jesús Galeote (PSOE) precisó que habrá que esperar al resultado de la autopsia para determinar la causa exacta del fallecimiento de la menor.

Ocho menores se han quedado sin madre este año por crímenes machistas 

El suicida, un trabajador eventual que había tenido empleos como jornalero, convivía con su padre en el inmueble en el que se han producido los hechos, una vivienda unifamiliar de dos plantas ubicada cerca del centro de Cercedilla, un pueblo de la comarca de Antequera de unos 8.600 habitantes. El abuelo paterno de la menor no se encontraba en la vivienda porque estaba trabajando. Al tener constancia de lo ocurrido, la Policía Local requirió al 112 asistencia psicológica para los familiares de los fallecidos, por lo que se desplazaron al lugar dos trabajadores sociales de la Diputación de Málaga y miembros de Cruz Roja.

Los cuerpos de los fallecidos fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal de Málaga para practicarles las correspondientes autopsias, mientras la Guardia Civil continúa con las pesquisas en torno a este suceso.

016. Teléfono de atención a víctimas de violencia de género. Es gratuito y no deja rastro en la factura telefónica.