Publicado: 25.04.2014 10:22 |Actualizado: 25.04.2014 10:22

Un hombre mata a su mujer en Lugo y después se suicida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha confirmado que la muerte en Foz (Lugo) de una mujer cuyo cuerpo fue hallado este jueves corresponde a un crimen de esta tipología, lo que eleva a 22 el balance de mujeres asesinadas en España en lo que va de año por hombres con los que mantenían o habían mantenido una relación de pareja.

La mujer asesinada en la localidad lucense tenía 71 años y era de nacionalidad española, al igual que el agresor, su marido, de 68 años, que se suicidó en una vivienda anexa al domicilio que compartían. Los cuerpos fueron hallados por el hijo de ambos la noche del pasado jueves en la vivienda familiar que compartían en Foz.

uentes policiales indicaron que ambos cadáveres presentaban "impactos de bala". No existían denuncias previas en la Guardia Civil por ningún episodio de malos tratos o violencia de género.

El hombre, un empleado de la fábrica de Alcoa jubilado, arrastraba desde hacía tiempo problemas psicológicos. En los registros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado consta un antecedente de intento de suicidio por su parte.

Este suceso es el tercer caso de violencia de género que se produce en la provincia de Lugo en lo que va de año y el segundo en la comarca de A Mariña.

A mediados de enero, en la localidad de San Cibrao (Cervo), fue detenido un hombre de 52 años por la muerte de su esposa, María José Suárez López, de 44 años de edad, y de su suegra, Adela López Ramos.

María Luisa Jiménez, de 37 años, fue la segunda víctima mortal en la provincia de Lugo por un caso de violencia machista en este 2014.

Su marido, José Luis Cortiñas Romero, de 43 años, supuestamente acabó con su vida a puñaladas a finales de febrero y escondió su cadáver en una zona de bosque del municipio coruñés de O Pino.

Tampoco existían denuncias en 16 de los homicidios registrados desde que comenzó el año. De las seis mujeres que sí habían acudido a las autoridades, dos habían retirado la denuncia y ninguna contaba con una orden de protección en vigor en el momento en que se produjo el asesinato.

Desde que empezaron a recogerse estadísticas de homicidios por violencia de género, en el año 2003, 728 mujeres han sido asesinadas en España. En 2013, al cierre del mes de abril habían muerto 17 por culpa de otros tantos hombres con los que mantuvieron una relación sentimental, cinco menos de las que se cuentan ya este año. La cifra podría ser mayor, pues aún hay dos casos que están en investigación.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, llama a denunciar la violencia de género "ante cualquier signo del maltrato". "La propia víctima, pero también sus familiares y toda la sociedad, son claves para evitar que la violencia quede impune. La unidad de todos los agentes implicados es un factor esencial", dice su departamento en un comunicado.

016: Teléfono de atención a las víctimas de malos tratos. La llamada es gratuita y no deja rastro en la factura.