Público
Público

Un hombre muere en León por una rotura de aorta tras pasar nueve meses en lista de espera

La hermana del fallecido asegura que la única excusa que le pusieron en el hospital fue "el cierre de quirófanos por culpa de los recortes". El mismo día en que murió le habían diagnosticado "una gastroent

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Laura Canabal, hermana del hombre que falleció después de permanecer en lista de espera durante nueve meses, ha explicado que la única razón que le dieron para justificar este retraso era que como consecuencia de los recortes habían cerrado quirófanos. Luis Canabal, de 48 años, falleció el pasado 21 de febrero por una rotura de aorta.

'Mi hermano sufría una dilatación seria de aorta y no le llamaban para operarse. Él preguntaba en el hospital y la respuesta que le daban era que con los recortes habían cerrado quirófanos y que tenía que esperar', ha asegurado Laura Canabal a Efe-Televisión.

El abogado de la familia, Javier de la Peña, ha anunciado que mañana presentarán una denuncia ante la Consejería de Sanidad de Castilla y León y ha advertido de que no descartan emprender acciones penales contra los médicos o personal facultativo 'que pudiera tener una relación directa con el fallecimiento de Luis Canabal'.

Su hermana ha explicado que el día de su muerte, Luis se encontró mal. 'A las cuatro de la tarde fue al ambulatorio del pueblo (Fabero del Bierzo) y la médico de urgencias le diagnosticó una gastroenteritis, le dijo que no se preocupara y le mandó a casa'. A las ocho de la tarde se puso peor y volvió al médico, que, ante su insistencia, le envió al hospital de Ponferrada en una ambulancia no medicalizada y sin variar el diagnóstico.

Llegó al hospital a las ocho y media y 'hasta las once y media estuvo solo. No sabemos qué hicieron con él. A esa hora nos dijeron que habían llamado a una UVI para llevarle a León, donde había un quirófano esperándolo, pero su aorta ya estaba sangrando', relata su hermana.

'Queremos que no le vuelva a ocurrir esto a nadie. Mi hermano pasó miedo este año porque no le llamaban y sabía lo que tenía', subraya. Insiste en que el día de la muerte se sucedió una negligencia tras otra. 'Desde que le atendió el médico del pueblo, hasta que fue trasladado al hospital de Ponferrada, que no sé lo que hicieron con él', dice.

La Consejería de Sanidad ha reconocido hoy, en una nota de prensa, que el paciente estaba diagnosticado de aneurisma de aorta ascendente y que estaba incluido 'en lista de espera quirúrgica' desde el 10 de mayo de 2012 'como no urgente'.

También señala que la operación del paciente llegó a estar programada para enero de 2013, pero 'fue suspendida como consecuencia de urgencias quirúrgicas en pacientes ya ingresados en la unidad coronaria'.

La Consejería ha explicado que los pacientes en espera son valorados en función de su prioridad y que este hombre, que utilizó en dos ocasiones el teléfono que tenía disponible en el hospital, la última el pasado 11 de febrero, manifestó que estaba 'asintomático'.