Público
Público

Un hombre en proceso de desahucio por impago del alquiler se suicida en Navarra

El fallecido debía unos 4.200 euros al propietario del piso, que había recibido la autorización judicial para hacer efectivo el desalojo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un hombre de 59 años que se encontraba en proceso de desahucio por impago del alquiler se ha suicidado este miércoles en la localidad de Santesteban, en el norte de Navarra. El hombre, cuya identidad no ha sido facilitada, debía algo más de 4.200 euros de alquiler al propietario del piso en el que vivía con su compañera sentimental. Además, en el año 2004 el hijo de este hombre se suicidó quemándose a lo bonzo tras una discusión con su novia.

El juzgado de Primera Instancia número 4 ya había decretado que se podía proceder al desalojo por impago, que se podía hacer efectivo a partir de hoy, según han precisado las fuentes.

Por su parte, fuentes de la Policía Foral, que se ha hecho cargo del caso, han indicado que investiga la muerte de este hombre, cuyas causas no han revelado, y que indagan si puede tener relación con un proceso de desahucio. Estas fuentes policiales no ha revelado la identidad del fallecido ni otros detalles sobre su residencia en Santesteban, una localidad de más de 1.500 habitantes situada en el valle del río Bidasoa.

Este hombre  no había solicitado ayuda al servicio de intermediación que ofrece el Gobierno de Navarra para personas con problemas para pagar su vivienda.Según las fuentes consultadas, no hay constancia en el Gobierno de ningún expediente abierto a esta persona para ayudarle en su situación por el impago de alquiler.

Se trata de la tercera muerte vinculada a un desahucio que se produce en los últimos meses. Sin embargo, en las dos ocasiones anteriores el desalojo estaba programado por las entidades bancarias después de que los propietarios de las viviendas no pudieran hacer frente a sus respectivas hipotecas. 

El 25 de octubre un hombre de 54 años se suicidó en Granada horas antes de ser deshuciado. El día siguiente, 26 de octubre, otro hombre trató de suicidarse cuando iba a ser desahuciado en Burjassot (Valencia).  Y el 9 de noviembre Amaia Egaña, exedil socialista en Eibar, también se quitó la vida arrojándose por la ventana cuando iba a ser desalojada.