Público
Público

El "hombre ultramaratón" corre 250 kilómetros en el desierto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fresco después de haber ganado una carrera de resistencia de 250 kilómetros a través del desierto de Atacama, en Chile, Dean Karnazes ha recorrido un largo camino desde que se enfrentó a una crisis en la mitad de su vida y tuvo una revelación en el fondo de una botella de tequila.

De hecho, para hablar con precisión, desde entonces Karnazes ha corrido el equivalente a cuatro vueltas alrededor de la Tierra.

El 'hombre ultramaratón', como se llama a sí mismo, estima que ha corrido unos 161.000 kilómetros desde que en 1992, en una fiesta en la cual celebraba su cumpleaños número 30, decidiera cambiar su vida y decidiera hacerlo corriendo 48 kilómetros de forma inmediata.

'Comencé con un mal tequila', se ríe Karnazes, quien ha sido calificado por una revista de salud como posiblemente el hombre vivo con mejor estado físico y, en su propia opinión, alguien a medio camino entre el personaje Forrest Gump y el ciclista estadounidense Lance Armstrong.

'Realmente estaba insatisfecho con mi vida. Trabajaba en una empresa (...) Era muy infeliz y estaba aburrido. Tuve una crisis a mitad de mi vida', expresó.

Entonces, aún borracho, se puso sus pantalones cortos, un par de viejas deportivas y se lanzó a un camino del cual nunca retrocedió.

Ahora, con 45 años, Karnazes ha corrido cientos de maratones -como se definen técnicamente a las carreras de 42 kilómetros- y algunas con distancias menos convencionales. Una vez, por ejemplo, corrió sin parar por 563 kilómetros, durante 80 horas, sin dormir.

'Mi punto es: ¿Cuáles son los límites de la resistencia humana? Y, en ese sentido, voy a empujarlos tan lejos como pueda', dijo en una entrevista telefónica, de regreso en su casa en San Francisco, EEUU, donde fue uno de los portadores de la antorcha olímpica que viaja rumbo a Pekín.

En 2006, Karnazes participó en 50 maratones en 50 días consecutivos en 50 estados de Estados Unidos. Una vez que terminó el último, corrió más de 2.000 kilómetros de regreso a su casa. También participó en el maratón en el Polo Sur en 2002.

Para poder cumplir con sus papeles de padre, deportista y hombre de negocios, Karnazes duerme en las noches un promedio de 4 horas y gasta entre 30 y 40 pares de zapatillas para correr cada año. Come salmón a la parrilla cinco días por semana.

Karnanzes ganó en 2004 el ultramaratón de Badwater, que recorre 217 kilómetros del Valle de la Muerte en la frontera de los estados de California y Nevada, y que es considerado la carrera más dura en la faz de la tierra.

que aunque rico sea rico en cobre, es el más seco del mundo y en algunos sitios parece un paisaje lunar - ha sido la prueba más dura que le ha tocado hacer.

'Es uno de los lugares más inhóspitos en la tierra (...) Es una combinación de elementos, la altitud, el hecho de que tienes que llevar todos tus víveres contigo', dijo Karnazes, quien cargó en sus hombros con una mochila de 13 kilos de peso.

Sus seguidores observan sus pasos a través de su icono GPS en su sitio en Internet (www.ultramarathonman.com). Ellos también piden consejos, aunque Karnazes dice que no es su especialidad.