Público
Público

Un homosexual "reconvertido" cantará en San Remo que los gays "tienen cura"

Povia, un cantante italiano que participará en el famoso festival de la canción con su tema 'Luca era gay', defiende que los gays no nacen, se hacen. Los colectivos homosexuales de todo el país montan en cólera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La polémica está ya servida para la próxima edición del popular festival de la canción italiana de San Remo en febrero, en el que sonará el tema 'Luca era gay', que defiende que la homosexualidad se puede curar y que es cantado por un homosexual que asegura haberse 'reconvertido'.

Varios colectivos homosexuales se han alzado ya en contra del cantante Povia, intérprete del controvertido tema y que en una entrevista que publicará el próximo jueves el suplemento del diario Il Giornale -adelantada hoy por algunos medios de comunicación- asegura que el gay no nace, sino que se hace.

'Mis padres se separaron cuando yo era pequeño y mi padre se fue de casa. Me quedé solo en un ambiente femenino, jugaba con las muñecas. Se equivoca quien cree que gay se nace. Te enamoras de un hombre porque eso es lo que habrías querido ser', afirma, enarbolando su propia teoría, el cantante.

'Los homosexuales viven un frenético nomadismo sentimental. Es comprensible: como cualquier otro, busca algo diferente de sí mismo. Si en el otro encuentra sólo algo parecido, la relación no puede más que ser efímera y compulsiva. No puede existir estabilidad y fidelidad en el mundo gay', asevera.

Como la propia historia que cuenta en su canción, que competirá entre los días 17 y 21 de febrero en San Remo junto a artistas de la talla de Albano o Iva Zanicchi, el propio Povia confiesa en la revista que después de años coqueteando con la homosexualidad, se casó con una mujer, Teresa.

'Para mí ha sido un milagro. Durante una peregrinación conocí a Teresa y después de un año de novios, nos casamos', explica Povia, quien justifica su supuesto abandono de la homosexualidad en la propagación del virus del sida entre el ambiente gay de las sociedades occidentales.

Estas declaraciones van en la línea de la teoría que durante varias semanas han defendido los colectivos homosexuales italianos: la historia de la canción, y quizá su propio cantante, son fruto de las proclamas del grupo de terapias reparadoras fundado por el psicólogo estadounidense Joseph Nicolosi.

'Povia es un militante de los grupos de terapias reparadoras fundado por el estadounidense Joseph Nicolosi, convencido de que la homosexualidad debe ser curada y que la relación amorosa entre dos hombres es efímera', dice en un comunicado de prensa Aurelio Mancuso, presidente del colectivo homosexual Arcigay.

El cantante 'utiliza todo el armamento de las organizaciones católicas integristas. La canción que presentará en Sanremo, al margen de las edulcoradas palabras que habrá elegido, es el manifiesto político de un movimiento religioso que ha sido varias veces desmentido por la ciencia', añade.

Los colectivos de homosexuales de Italia han pedido en varias ocasiones la retirada del concurso oficial del tema 'Luca era gay', a lo que la cadena pública de televisión Rai, que organiza el evento, no ha accedido por el momento.

Toda esta polémica, además de la presencia de antiguas leyendas del popular festival de la canción que llega este año a su 59 edición, no hace sino contribuir a que se genere una mayor expectativa, después de los pésimos registros de audiencia de 2008.

Por el momento, en la casa de apuestas Snai, Povia y su 'Luca era gay' se sitúan como los segundos favoritos para hacerse con el premio, detrás del italiano Francesco Renga y su tema 'Uomo senza età' ('Hombre sin edad').