Público
Público

Honda anuncia su retirada de la Fórmula Uno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Alastair Himmer

Honda anunció el viernes su retirada de la Fórmula Uno, asestando un duro golpe a la máxima categoría del automovilismo deportivo y poniendo fin a un sueño del segundo mayor fabricante de automóviles de Japón, en un intento de reducir costes por la crisis económica mundial.

Honda ya no desea aportar dinero para la escudería, que tiene un presupuesto anual estimado de 500 millones de dólares, en medio de un descenso de las ventas de automóviles disparado por la complicada situación mundial.

El consejero delegado de Honda Motor, Takeo Fukui, declaró en una conferencia de prensa que el retorno a la competición podría llevar tiempo y agregó que no hay planes de continuar como proveedor de motores para otras escuderías.

"Esta difícil decisión se ha tomado a la luz del rápido deterioro del entorno operativo que enfrenta la industria automotriz global", dijo a los periodistas.

"Honda debe proteger su principal negocio y garantizar el largo plazo, en momentos en que las incertidumbres extendidas en la economía en todo el mundo continúan creciendo", agregó.

"Comenzaremos las consultas con nuestros asociados de Honda Racing F1 y su proveedor de motores, Honda Racing Development, con respecto al futuro de las dos compañías. Esto incluirá ofrecer al equipo en venta", indicó.

Fukui, quien dijo este año a Reuters que si pudiera, invertiría "un billón de yenes" para lograr que Honda ganase carreras, descartó que vayan a regresar pronto.

"En estos momentos, no tenemos planes de volver a la F1. No tenemos planes de proveer de motores a otro equipos No queremos estar mitad adentro y mitad fuera de la categoría", expresó el directivo.

EN BUSCA DE COMPRADORES

Honda tiene poco tiempo para encontrar un comprador, pues la temporada 2009 comenzará en Australia el 29 de marzo, aunque el jefe comercial de la F1, Bernie Ecclestone, dijo el viernes a la cadena Sky News que existen "varios interesados" en su adquisición.

"En cuanto a posibles compradores, nuestro criterio es que sigan empleando a los cientos de ingenieros que trabajan para Honda", señaló Fukui.

Mientras la entidad rectora de la F1, la Federación Internacional del Automóvil (FIA), busca con desesperación medidas que logren reducir costes y permitan la supervivencia de la F1, la salida de Honda tendrá serias consecuencias para este glamuroso deporte.

El inglés Jenson Button parece que se quedará sin una plaza en 2009 tras la marcha del brasileño Rubens Barrichello, aunque algunas escuderías aún tienen que confirmar sus pilotos.

La partida de Honda, que con Toyota había sido uno de los mayores inversores en los últimos años, deja apenas 18 monoplazas si no se encuentra un comprador en un plazo de tiempo muy ajustado.

La mejor posición final de Honda en el Campeonato de Constructores fue un cuarto puesto en 1967 y 2006, aunque abasteció de motores a McLaren y Williams en las décadas de 1980 y 1990, con varios títulos ganados en conjunto. Este año tuvo una deslucida actuación, pese a sus enormes inversiones.

La última escudería que se había marchado de la F1 fue la modesta Super Aguri, que contaba el respaldo financiero de Honda y argumentó motivos financieros cuando dejó de competir en abril.