Público
Público

Honduras apuesta por Lobo para salir de la crisis

Con el 61% de los votos escrutados, el candidato conservador Lobo obtiene un 55% frente al 38% del candidato del partido de Zelaya y Micheletti.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Euforia en el Partido Nacional. Los primeros datos oficiales han confirmado los avances de las encuestas: el nacionalista y opositor Pepe Lobo ha ganado con un amplio margen, que supera los 15 puntos de ventaja a su oponente, el liberal Elvin Santos. Así lo ha certificado el Tribunal Supremo Electoral, que otorga a Lobo un 55,9% de los votos con el 61,89% de las sufragios escrutados hoy. Su rival apenas logra el 38,09%. De esta forma Honduras ha confiado en el político que fue derrotado por Zelaya en 2005 para salir de la crisis que acongoja al país desde el golpe de estado del 28-J. 

'Haremos un Gobierno de unidad nacional, de reconciliación, no es tiempo ya de más divisiones', indicó Lobo en un discurso ante sus seguidores nada más conocerse los primeros datos. . Lobo indicó que convocará un gran diálogo nacional a partir de hoy para hacer un 'plan nación', y en una velada alusión al presidente derrocado, Manuel Zelaya, dijo que será 'un diálogo abierto, amplio, sin descartar a nadie'.

El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, aseguró que entregará el poder 'sin condicionamiento alguno' al virtual ganador de las elecciones,

Las elecciones más controvertidas de la historia del país, impugnadas por Zelaya y no reconocidas por gran parte de la comunidad internacional, incluida España, se desarrollaron con normalidad. Con normalidad hondureña: incidentes escasos denunciados por organizaciones de derechos humanos que militan en la Resistencia hablan de 30 detenidos en las últimas 24 horas y de un herido grave el sábado y una manifestación reprimida por la Policía en San Pedro Sula, con varios heridos leves, incluido un periodista extranjero. Parte del país está sumido en el toque de queda popular. La abstención, que evaluará el llamamiento de Zelaya a no acudir a las urnas, se conocerá en breve.

El favorito, Pepe Lobo, ha prometido abrir un inmediato diálogo con Zelaya

Público recorrió varias colonias pobres de Tegucigalpa, territorio del zelayismo. En la Kennedy, una de las más pobladas del país, Carlos, de 29 años, esperaba puntual la apertura de su colegio electoral. Llevaba la camiseta del Barça. Y es que aquí el clásico también se vive con pasión. Este ingeniero pertenece a la tercera Honduras, a la que no está ni con Zelaya ni con Micheletti. 'No simpatizo con los partidos grandes, así que votaré por el Partido Innovación y Unidad-Socialdemócrata. Zelaya se equivocó, nos quiso imponer una Constituyente, pero no apruebo el golpe de Estado, se violentó la Constitución'.

En la colonia Flor del Campo, los zelayistas son mayoría. 'Aquí seguimos el toque de queda popular', afirma el taxista Ángel en una parada. Empate a uno. Lleva la camiseta del Madrid. El llamamiento es a no votar y esperar instrucciones. La noche preelectoral fue intensa. Cohetazos y sustos. Hasta que los líderes comunales hablaron con los jóvenes de la Resistencia. 'Les dijimos, miren, no sigan haciendo relajo, si no les vamos a aplicar la ley', cuenta uno.

A pocos metros, los encuestadores. Los resultados recogidos confirman, en principio, lo que todo el mundo cree: ganará Lobo. Eso sí, el fantasma del pucherazo (según Zelaya, él mismo ganó con fraude en 2005) se paseó por los mentideros políticos de Tegucigalpa. Pareciera imposible, con los ojos del mundo observando a este pequeño país centroamericano. Pero en Honduras todo es posible. Su historia reciente lo confirma. Los nacionales sustituirían en el poder a los liberales de Zelaya y Micheletti, al partido que ha dominado siete de las nueve elecciones celebradas.

La Policía reprimió una manifestación en San Pedro Sula y hubo heridos leves

En la Colonia El Pedregal, territorio rebelde y zona de la mara 18, la Policía detuvo a Fausto Arrazola mientras clamaba con un megáfono en contra de las elecciones. Antes de ser conducido a comisaría, el activista de la Resistencia proseguía su discurso con la misma vehemencia que un predicador evangélico: '¡Por hablar, me van a llevar! ¡Si ellos ponen sus pancartas, qué delito hay en decir que el presidente está preso!'

Melvin Zúñiga aprovechaba la polémica para improvisar nuevas rimas para su grupo de rap, que habla sobre los pandilleros y las drogas.Zúñiga se lanza a rapear: 'Es alarmante este asunto / chamaquillos de 15 años adueñándose de los puntos [esquinas] / matan madres, violan hijas / ése es el pan del día en casi todas las noticias'.

A la espera de que la Cumbre Iberoamericana, que hoy comienza en Estoril (Portugal), adopte una posición común, el Gobierno español no reconocerá el resultado de las elecciones en Honduras, afirmaron ayer fuentes oficiales. La posición del Ejecutivo de Zapatero, según dichas fuentes, “ha sido clara desde el principio de la crisis, apostando por el restablecimiento del orden constitucional y la reposición de Zelaya en su puesto”, informa G. López Alba. España apoyó el acuerdo Tegucigalpa/San José, que establecía un conjunto de acciones comunes y abría un escenario de reconciliación, pero la conclusión es que “el acuerdo no se ha cumplido y las condiciones de celebración de los comicios no son las previstas”. A favor del reconocimiento, con condiciones, se han declarado Costa Rica, Panamá y Perú.