Público
Público

Hongos mágicos brindan indicios sobre nuevos fármacos depresión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Kate Kelland

Los cerebros de personas queconsumieron hongos alucinógenos brindaron el mejor panoramaobtenido hasta el momento sobre cómo funcionan los fármacospsicodélicos, y científicos británicos señalan que ese tipo defármacos podrían ser usados para tratar la depresión.

Dos estudios separados sobre los efectos de la psilocibina,el ingrediente activo de los hongos mágicos o alucinógenos,mostraron que contrariamente a lo que los expertos esperaban noaumenta sino que suprime la actividad en zonas del cerebro quetambién atacan otros tratamientos antidepresivos.

"Los psicodélicos son considerados fármacos 'que expanden lamente', por lo que comúnmente se ha supuesto que funcionanaumentando la actividad cerebral", dijo David Nutt, del ImperialCollege de Londres, que brindó una conferencia sobre losestudios el lunes.

"Pero sorpresivamente hallamos que la psilocibina realmentecausaba un descenso de la actividad en las zonas que tienen lasconexiones más densas con otras áreas", agregó.

Estas llamadas regiones "núcleo" del cerebro, conocidas porjugar un papel importante en la restricción de nuestrasexperiencias del mundo y mantenerlas ordenadas, dijo el experto.

"Ahora sabemos que desactivar estas regiones lleva a unestado en el cual el mundo es experimentado como extraño",añadió.

En el primer estudio, publicado en la revista Proccedings ofthe National Academy of Sciences (PNAS), a 30 voluntarios se lesinyectó psilocibina en la sangre mientras estaban en resonadoresmagnéticos, que medían los cambios en su actividad cerebral.

La investigación reveló disminución en la actividad de lasregiones "núcleo" y muchos voluntarios describieron unasensación de dientes que se aflojaban y de alteración delsentido de sí mismos.

El segundo estudio, publicado el martes en British Journalof Psychiatry, incluyó a 10 voluntarios y halló que lapsilocibina fortalecía la memoria de recuerdos personales.

Robin Carhart Harris, del Departamento de Medicina delImperial College, que trabajó en ambos estudios, dijo que losresultados sugieren que la psilocibina podría ser útil comotratamiento adicional a la psicoterapia.

No obstante, Nutt advirtió que la nueva investigación es muypreliminar e incluyó apenas una cantidad pequeña de personas.

"No estamos diciendo vaya y coma hongos mágicos", dijoHarris.

"Pero (...) este fármaco tiene un impacto fundamental sobreel cerebro que tiene que ser significativo, nos tiene que estardiciendo algo sobre cómo funciona el cerebro. Por ello,deberíamos estudiarlo y optimizarlo si hay un beneficioterapéutico", agregó.

Las áreas clave del cerebro identificadas, una llamadacorteza prefrontal medial (CPFm) y la otra corteza cinguladaposterior (CCP), son objeto de debate entre losneurocientíficos, pero muchos creen que la CCP tiene un rol enla conciencia y la identidad.

La CPFm es conocida por estar hiperactiva en la depresión ylos investigadores señalaron que otros tratamientos clave parala depresión como Prozac, al igual que la terapia cognitivaconductual y la estimulación cerebral profunda, tambiénsuprimirían la actividad de esa región cerebral.

La acción de la psilocibina en está zona la volvería unantidepresivo útil y posiblemente de acción prolongada, señalóHarris.

Los estudios, que también mostraron que el fármaco reduce elflujo de sangre en el hipotálamo, se encuentran entre unreducido grupo de investigaciones sobre las sustanciaspsicodélicas desde las décadas de 1960 y 1970.

Además, estas investigaciones reavivan un campo prometedorde estudio sobre los fármacos que alteran la mente, que algunosexpertos dicen que puede ofrecer mejoras sostenidas y poderosasen el humor y alivio de la ansiedad.