Público
Público

La hora de los 'zappers'

Los descodificadores sencillos, la mejor opción para la transición a la TDT

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La televisión digital terrestre (TDT) no sólo permite una mejor calidad de imagen y sonido, sino que abre la puerta a todo un abanico de nuevas posibilidades, como la alta definición, la interactividad o la posibilidad de comprar contenidos.

Sin embargo, y a pesar de que el Gobierno ya ha presentado varios proyectos normativos en este sentido, aún no están aprobados los requerimientos técnicos para que los sintonizadores más avanzados puedan aprovechar todo el futuro potencial de la TDT. En el caso de la TDT de pago, por ejemplo, el proyecto de real decreto presentado por el Ejecutivo establece que los sistemas 'deberán ser abiertos' para permitir al usuario adquirir sólo aquellos contenidos que le interesen, lo que abre la puerta a un tipo de descodificador que aún no está en el mercado.

En este contexto, y mientras se definen las reglas del juego de la nueva televisión, varias asociaciones de usuarios aconsejan que por el momento se opte por comprar los descodificadores más sencillos, los llamados zappers, en lugar de adquirir equipos más complejos y caros que se quedarán obsoletos en pocos meses.

'Ahora lo más prudente es ir a lo más barato', explica el presidente de la Asociación de Usuarios de la Comunicación, Alejandro Perales, que cree que en estos momentos 'lo mejor es esperar a que el panorama se despeje'. A su juicio, no tiene mucho sentido gastarse ahora mucho dinero en un televisor de alta gama con descodificador integrado para que, dentro de pocos meses, sea necesario conectarlo a otro aparato que permita las nuevas posibilidades de la TDT. Perales advierte también de que se están vendiendo muchos receptores como compatibles con la alta definición que sólo sirven para ver DVD con esta calidad, pero no para recibir una señal de televisión de este tipo. 'Hay muchísimo lío', añade.

'Lo que está haciendo la gente es comprarse descodificadores y televisores que no les van a servir dentro de nada', señala por su parte el presidente de la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de los Medios, Íñigo Millán-Astray, que ve 'dejación' por parte de las administraciones. Desde esta entidad se aconseja informarse bien de las posibilidades de los distintos aparatos antes de adquirirlos.

Por su parte, el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros, dijo el sábado que los descodificadores sencillos, que ya valen incluso menos de 15 euros, no suponen 'una inversión tirada a la basura'. Para Ros, aunque el usuario 'no debe obsesionarse' por la evolución futura de estos aparatos, 'lo importante de entrada es que vea la televisión digital'. 'Luego, podrá ir decidiendo si quiere incorporar el resto de servicios y si el precio le compensa', añadió.

La falta de información puede estar también detrás del hecho de que desde principios de año se hayan vendido unos 70.000 televisores analógicos. Se trata de aparatos que dentro de sólo nueve meses no servirán para nada salvo que el usuario haga un desembolso extra para comprar un descodificador, lo que, en opinión de Rubén Sánchez, portavoz de Facua, supone un 'doble negocio' para el distribuidor.

Según Sánchez, el consumidor debe saber que, si le han venido uno de estos televisores sin informarle de que no servirá para la TDT, tendrá derecho a la devolución del dinero, aunque hayan pasado varios meses.