Público
Público

El Hospital de la Vall d'Hebron recupera poco a poco la normalidad, pero aún hay zonas sin luz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Hospital de la Vall d'Hebron que vio afectado ayer por un incendio que dejó sin suministro eléctrico a parte de sus instalaciones, está recuperando poco a poco la normalidad, aunque todavía hay zonas del centro que no tienen luz, ya que las tareas de reparación son complicadas por la antigüedad del edificio.

Según ha informado el centro hospitalario se han tenido que hacer cuatro derivaciones de los servicios de UCI, y otras siete más procedentes del servicio de urgencias -que no funciona en toda su capacidad- a la vez que se han trasladado once pacientes al Hospital de Sant Rafael, mientras que los trabajos de Radiología se están haciendo en el hospital maternoinfantil.

Durante la noche, las tareas del centenar de operarios que se han encargado de la conexión de los grupos electrógenos han permitido consolidar el funcionamiento la mayoría de los espacios recuperados ayer, y en estos momentos continúan trabajando para lograr que en las próximas horas se puedan restablecer el servicio en el resto de plantas, donde se mantiene la actividad con iluminación portátil.

La actuación en esta zona del centro no es fácil, han indicado las mismas fuentes, ya que la estructura del edificio es antigua, lo que complica la operación, según se ha explicado tras la reunión del gabinete de crisis del hospital que ha hecho una evaluación de cómo se encuentra la actividad en el centro a consecuencia de la pérdida de suministro eléctrico y el incendio.

Otra de las prioridades, ha explicado el jefe de comunicación del hospital, Felip González, además de la recuperación del suministro energético, es la reorganización interna para la instalación de los enfermos, por lo que a lo largo del día, se hará una reubicación de los pacientes, y se llevará las camas a las áreas del hospital que ya disponen de luz.

El incidente se registró en la madrugada de ayer al producirse un incendio fortuito en la central térmica del hospital a causa de un vertido de gasóleo, que provocó un corte de suministro eléctrico durante horas,

El fuego obligó a trasladar de sus habitaciones a 150 de los 820 enfermos ingresados en el hospital, entre ellos varios pacientes críticos, y a suspender 1.400 consultas y sesenta intervenciones, entre otros servicios.