Público
Público

Hoy declaran los padres del Cuco y vecinos que creyeron ver a Marta con vida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juicio por la violación y asesinato de Marta del Castillo escucha esta semana a los padres del Cuco, el menor condenado por encubrir el crimen, y a cuatro vecinos que declararon haber visto a la joven con vida, lo que impidió centrar las primeras pesquisas en el asesino confeso, Miguel Carcaño.

En el ecuador del juicio que empezó el 17 de octubre, la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla ha citado hoy a Rosalía G.M. y Ángel R.C., padres del Cuco, que declararán a qué horas de la noche del 24 de enero de 2009, cuando desapareció Marta, vieron a su hijo.

Su comparecencia se produce en medio de la polémica creada por la entrevista realizada en la cadena Tele 5 a la madre del Cuco y lo que percibió por ella, lo que ha motivado una campaña a través de las redes sociales de "apagón" a la cadena los días 15 y 16.

Hoy están citados también tres abogados que asistieron a Samuel Benítez, acusado de participar en la desaparición del cadáver de Marta, y que serán preguntados por la alegación del imputado de que sus primeras confesiones se debieron a "presiones" de la Policía.

Está citado también el padre del vecino que vio a Carcaño a la 1.30 de la madrugada del 25 de enero con una silla de ruedas, presuntamente utilizada para trasladar el cuerpo, y Alejandra P.G., la mejor amiga de la joven de 17 años desaparecida.

Entre el martes y el miércoles el tribunal ha citado a cuatro vecinos de la familia Del Castillo que, en sus primeras declaraciones, aseguraron haber visto a la joven en el portal de su vivienda hacia las 21 horas del día de su desaparición, lo que corroboró la versión de Carcaño de que a esa hora la había llevado en su ciclomotor hasta la esquina de su casa e impidió centrar las sospechas en él.

Entre ellos, están citados Concepción J.R. y su marido José C.C., quienes dijeron que entre las 21.10 y las 21.20 horas salían juntos de su bloque cuando se cruzaron con Marta, que sujetó la puerta del portal con la pierna para evitar que se cerrara y se quedó allí en actitud de espera.

Encarnación G.P., por su parte, dijo el 26 de enero a la Policía que hacia las 21.30 horas regresaba de hacer unas compras y fue la propia Marta quien le abrió el portal, intercambiaron un saludo y la menor se quedó en el lugar en actitud de absoluta normalidad.

La vecina Cristina Z.T., por su parte, declaró en un primer momento que cuando a las 21.15 horas del 24 de enero sacó a pasear a su perro vio a un joven esperando en una moto en la esquina de la calle y en los ascensores se cruzó con Marta, con la que intercambió un saludo.

Minutos después, cuando salía de nuevo de su casa, la vecina aseguró haber visto a Marta cerca de la puerta de entrada "hablando y gesticulando enfadada", dirigiéndose a alguien que la testigo no vio.