Público
Público

Huang Carlos Aguilar, el monje shaolin al que entrevistó Punset

El detenido en Bilbao por agredir brutalmente a una mujer tuvo su momento de fama televisiva hace unos años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El hombre detenido este domingo en Bilbao por agredir a una mujer es Juan Carlos Aguilar, rebautizado a sí mismo como Huang Carlos Aguilar, un monje shaolin que fue entrevistado hace unos años en varias televisiones por su condición de primer occidental en acceder a ese rango.

Aguilar regentaba actualmente el gimnasio de artes marciales Zen4 en la capital vizcaína, donde se produjo la agresión a la mujer que quedó en coma tras recibir una brutal paliza.

En el año 2000, fue entrevistado en el programa "Redes", que presenta Eduard Punset, y también salió en otras televisiones como Telemadrid. Fue ordenado monje shaolin en el monasterio chino de Shongsan, siendo el primer occidental en acceder a tal grado. Tenía 31 años, y hoy tiene 47.

En el vídeo de promocion del monasterio budista zen Oceano de la Tranquilidad, colgado en youtube, Aguilar hace gala de sus habilidades en kung-fu y en el uso de cuchillos.

Agentes de la Ertzaintza custodiaban desde primeras horas de esta mañana el domicilio de Aguilar. La puerta del mismo, un cuarto piso del número 5 de la calle Iturriza, se encuentra precintada. En su buzón se puede leer su nombre y entre paréntesis figura su profesión: "Antropólogo".

En declaraciones a Europa Press Televisión, uno de los vecinos del portal ha descrito a su vecino como una persona "mística" e "insociable". "No se trataba con ninguno. Ni te saludaba. Entraba siempre de madrugada y salía a las diez y pico (del día). No se trataba con nadie. No asistía a reuniones y cuando le tocaba ser presidente no había forma de contactar con él, pasaba olímpicamente de todos los cargos y de poder encontrarte y hablar de cualquier obra o lo que fuere. Eso sí, pagaba normal y corriente", ha añadido.

Según este vecino, era una persona que solía regresar a su domicilio "muy tarde", en torno a las dos de la madrugada. La casa, ha explicado, "la tiene llena de aparatos de saltos, y bicicletas estáticas".

También le molestaba "muchísimo", ha explicado el vecino, todos "los follones" que se producen los viernes, sábados y domingos de madrugada en su calle, en la que hay varios locales nocturnos y está la gente fuera. "No te dejan ni dormir ni nada, y eso le molestaba. Les tiraba cosas", ha concluido.

Antes de maestro shaolin, rango que consiguió en 1997, Aguilar ya fue campeón del mundo de formas y armas de kung-fu. En uno de sus vídeos publicados en internet, Juan Carlos Aguilar se presentaba como "abad del monasterio Sifú", y entrenador en el "Monasterio Budista Chan/Zen Océano de la Tranquilidad", en referencia a su gimnasio en Bilbao.

Escribía: "Mi camino se separa de toda organización, estilo o familia. Tan solo sigo la senda del chan / zen. Dominar la mente y el cuerpo de manera suave".En alguna de las entrevistas concedidas entonces a la prensa, como en una que difundió TVE, Aguilar hablaba de las artes marciales como vía para el "control de las emociones".

Algunos vecinos de la zona en la que se ubica el citado gimnasio han explicado hoy a los medios de comunicación que Juan Carlos Aguilar iba poco al local, que principalmente era atendido por otros profesores.