Público
Público

La huelga cierra Orsay y deja parcialmente abiertos el Louvre y Versalles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Centro Pompidou sigue cerrado por una huelga contra la política cultural del Gobierno, a la que se unió hoy el Museo de Orsay y otros monumentos e instituciones nacionales como el Louvre y el Palacio de Versalles, que limitaron ciertos servicios en señal de protesta.

La sección intersindical del Ministerio francés de Cultura completó su convocatoria de huelga, contra las restricciones presupuestarias y la supresión de empleos prevista por el Gobierno, con una manifestación a partir de las 15.00 GMT.

También esta tarde, el ministro de Cultura, Frédéric Mitterrand, tiene previsto reunirse con los líderes sindicales para examinar la cuestión.

Tanto el Arco del Triunfo, uno de los monumentos más visitados de Francia, como La Saint-Chapelle, en la Isla de la Cité, respondieron a la convocatoria de huelga y cerraron su acceso, confirmó a Efe el Centro de Monumentos Nacionales (CMN), que los gestiona.

En el Museo de Orsay, especializado en el arte del siglo XIX, dijeron querer seguir el ejemplo del Centro Pompidou, cuyos más de 1.000 cumplen hoy diez días de huelga en protesta contra la precariedad laboral.

El Museo Rodin optó hoy también por el cierre, mientras el Museo del Louvre abrió con una hora y media de retraso (a las 09.30 GMT en lugar de las 08.00 GMT), informaron sus portavoces.

Por las mismas causas, Versalles no abrirá al público los apartamentos de los príncipes, indicó la institución.

También con servicios parciales, la Biblioteca Nacional de Francia cerró tres de sus salas en señal de protesta, explicó el organismo.

En otros puntos del país la convocatoria de esta huelga no ha hizo mella de momento, como el Castillo de Chambord, junto al río Loira, que funciona con normalidad, o la abadía del Mont Saint Michel, en el noroeste de Francia.