Público
Público

La huelga de funcionarios acaba con diferencias en las cifras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los funcionarios públicos españoles celebraron el martes su primer día de huelgas en protesta por el plan de austeridad del Ejecutivo, que pretende recortar el déficit y sacar al país de la recesión.

El primer día de los paros convocados por los sindicatos UGT y CCOO, junto con CSIF, se caracterizó por las amplias diferencias entre las cifras oficiales y las de los sindicatos. Así, el Gobierno cifró el martes en apenas el 11 por ciento el seguimiento de la huelga de los trabajadores del sector público, mientras que los sindicatos afirmaron que un 75% de los funcionarios no había acudido a su lugar de trabajo.

Las dificultades para juzgar el éxito de la convocatoria aumentan porque las estimaciones del Gobierno, de un 11,85 de huelguistas, se limitan a la administración central y no todas las comunidades autónomas han facilitado datos al respecto.

Así, mientras no hay datos oficiales de Madrid, País Vasco o Andalucía, Galicia y Aragón informaron de un 10,5 por ciento de funcionarios que siguieron la huelga, y la Generalitat catalana cifró en un 11,36 el seguimiento en su región.

Comisiones Obreras señaló que en la administración de Justicia andaluza fue del 20 por ciento y en la administración de Canarias, del 17,9 por ciento, mientras que en la televisión pública andaluza alcanzó el 80 por ciento y en algunos ayuntamientos, del cien por cien.

Tampoco hay acuerdo en las cifras de asistencia a las manifestaciones. Un periodista de Reuters desplazado a la concentración que se celebró en una lluviosa tarde en Madrid estimó los asistentes en menos de 4.000 personas.

Los paros del martes, convocados tras el plan del Gobierno para ahorrar 15.000 millones de euros en los presupuestos, podrían mostrar el nivel de apoyo a una posible huelga general. El Gobierno presentará el miércoles su borrador de un paquete de reforma laboral a sindicatos y empresarios en el último día de la negociación. Si el diálogo social no da fruto, la reforma laboral se aprobará por decreto.

HUELGA GENERAL

"Si, como no espero y no deseo fracasa la negociación del mercado de trabajo y el Gobierno decide (...) decretar de forma lesiva a los intereses de los trabajadores, habrá huelga general", afirmó en la manifestación de Madrid el secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Ignacio Fernández Toxo, en declaraciones emitidas por CNN.

Más tarde, en un discurso recogido en Televisión Española, su homólogo de la Unión General de Trabajadores (UGT), Cándido Méndez, criticó las medidas de austeridad del Gobierno.

"Desde el Gobierno y la Unión Europea (...) piensan que pueden conjurar el pánico que tienen en conjunción con los mercados financieros recortando las retribuciones de los empleados públicos, o congelando las pensiones, o hipotecando nuestras posibilidades de futuro recortando las inversiones públicas", afirmó Méndez.

Los trabajadores del sector público se enfrentan a recortes salariales del cinco por ciento este año y una congelación para 2011 dentro de un plan para recortar el déficit presupuestarios al 9,3 por ciento del Producto Interior Bruto este año, desde un 11,2 por ciento en 2009 y luego al seis por ciento en 2011.

ESFUERZO TEMPORAL

"Yo respeto el derecho de huelga, pero mi partido siempre ha entendido que las huelgas no son la solución", afirmó en declaraciones emitidas por TVE Soraya Sáez de Santamaría, portavoz del Partido Popular. "Pero entiendo la indignación por la irresponsabilidad del Gobierno", añadió.

"Rechazamos el discurso de que los funcionarios públicos deben ajustarse el cinturón porque son unos privilegiados", dijo a su vez Gaspar Llamazares, diputado de Izquierda Unida en el Congreso.

"Les seguimos pidiendo comprensión en este esfuerzo salarial que tendrán que hacer temporalmente", dijo a su vez José Antonio Alonso, portavoz del Gobierno socialista, que recordó que los recortes están en línea con los de otros países de la Unión Europea.

"Hemos sufrido cinco congelaciones, ahora perdemos cinco puntos de media", afirmó a Reuters TV Juan Carlos Gómez, un funcionario presente en la manifestación "El año que viene será la sexta congelación en 25 años que llevo como funcionario, en 25 años he perdido un 30 por ciento de poder adquisitivo respeto al IPC".

Las diferencias de cifras se repiten al considerarlas por sectores. De acuerdo con los datos oficiales ofrecidos por la secretaria de Estado de la Función Pública, Consuelo Rumí, los ministerios donde se registraron más paros fueron Ciencia e Innovación, Política Territorial y Asuntos Exteriores, con un 21,87, un 20,05 y un 19,70 por ciento de seguimiento, respectivamente.

Las cifras de huelgas más reducidas se registraron en el Ministerio de Vivienda y el de Políticas Social con un 2,62 y un 6,26 de ausentes, respectivamente. Tampoco en el Ministerio de Educación se alcanzó más que el 8,25 por ciento, según los datos oficiales.

Sin embargo, los sindicatos convocantes afirman que un 90% por ciento de los funcionarios de las universidades madrileñas y un 70 por ciento de los de institutos de secundaria se sumaron a la huelga.