Público
Público

La huelga logra más seguimiento en el segundo día, según los sindicatos

Lo cifran entre un 85% y un 87%, unos puntos por encima que el de ayer. La Consejería de Sanidad sigue rebajando la respuesta a la huelga a un 26%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En la segunda jornada de huelga de la sanidad madrileña a la que están llamados 75.000 profesionales del sector, los sindicatos han consensuado una cifra de seguimiento medio entre el 85% y el 87 %. Esta cifra es 'ligeramente superior' al de ayer, entre el 80% y el 85%, ha explicado el portavoz de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts). Según los sindicatos, el seguimiento es en general mayor en los seis hospitales cuya gestión sanitaria va a ser privatizada, en los que se supera el 90%.

En cambio, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha cifrado el paro en el 25,93% de los trabajadores del turno de mañana. En el caso de los hospitales, el seguimiento del paro es del 24,92%, según Sanidad, que ha indicado que en los centros de atención primaria es de un 27,41%. Estas cifras se refieren tanto al personal sanitario como no sanitario de los hospitales y centros de salud de la región.

Según la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM), el seguimiento en Atención Primaria es del 87%, del 55% en el Hospital Clínico, del 85% en el de Getafe, del 90% en el Gregorio Marañón, del 96% en el del Henares, del 72% en el de Parla, del 100% en el de Vallecas, del 84% en La Princesa, del 61% en el de Fuenlabrada, del 88% en el Ramón y Cajal 88% y del 80% en el 12 de octubre. En el Hospital Niño Jesús, las urgencias han registrado hasta siete horas de espera. 'Los servicios mínimos sin residentes [ellos no pueden hacerlos] son insuficientes, por lo que anoche tuvieron que ir al hospital personal de la gerencia y el director médico', asegura AFEM.


Por primera vez, todos los profesionales de la sanidad pública -médicos, enfermeros, técnicos y personal no sanitario- se han puesto de acuerdo para convocar un paro general, que tendrá lugar los días 26 y 27 de noviembre y el 4 y 5 de diciembre, en lo que supone una movilización histórica del sector. Por otro lado, la Afem también ha convocado para este lunes una huelga médica indefinida, que se desarrollará entre el lunes y el jueves de cada semana. 

La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) denuncia que ayer por la tarde, el alcalde de Robledo de Chavela, Mario de la Fuente, 'intimidó a dos médicas y a una enfermera del Servicio de Atención Rural (SAR), donde había carteles contra la privatización de la sanidad'. Seguidamente, ordenó la retirada de las pancartas a los policías municipales, explica AMYTS. Algo parecido ha sucedido esta mañana, cuando la viceconsejera de Asistencia Sanitaria de Madrid, Patricia Flores, ha cursado una orden a todos los gerentes y directores de centro en la que indica que 'los carteles expuestos en hospitales y centros pueden inducir a error a los usuarios'. Por ello, ha ordenado su retirada inmediata y ha adviertido a los que los colocan de que 'pueden incurrir en responsabilidades administrativas'. 

El presidente de Madrid, Ignacio González, ha dicho que no dará marcha atrás en su plan de externalización de servicios en la Sanidad madrileña, a pesar del rechazo de los trabajadores, a los que ha advertido de la 'irresponsabilidad' que comenten cuando 'mienten' a los ciudadanos con este asunto. Después de firmar un convenio de vivienda con Cáritas, el presidente ha asegurado que el Ejecutivo madrileño 'no tiene ningún plan de acoso, ni de derribo contra nada' sino que su responsabilidad es 'mantener en funcionamiento los servicios públicos extraordinarios que se han construido en la Comunidad en los años de bonanza' y que ahora corren peligro por la crisis económica.

Según González, el eslogan de esta huelga -'La Sanidad no se vende, se defiende'- 'y lo que está detrás de las movilizaciones sindicales, es falso' pues ha recalcado que 'nadie está privatizando ni va a privatizar' el sistema sanitario y que va a mantener su carácter 'universal, gratuito y de la máxima calidad'. 'Es una falsedad pretender asustar a los ciudadanos diciendo que vamos a perjudicar a la prestación sanitaria porque vayamos a externalizar la gestión de algunos hospitales, igual que ya se hace en tres (Valdemoro, Móstoles y Torrejón), que funcionan a la perfección', ha subrayado el presidente.

Ha recomendado a los sindicatos que 'hagan un esfuerzo' y pregunten a los usuarios de esos tres hospitales si tienen alguna queja acerca de la atención que reciben y que dejen 'la campaña de engaño y de asustar a la gente con cosas falsas' porque 'nadie está privatizando la Sanidad, ni va a cobrar por esos servicios'. El presidente ha recordado además que en Andalucía hay '17 hospitales gestionados' con el modelo que se quiere extender en Madrid. 'No he oído a nadie del PSOE, ni del PCE, ni a los sindicatos, ni a nadie decir que los andaluces matan en sus hospitales a los andaluces, ni que les están cobrando'.

Por todo ello, ha advertido a los sindicatos y a la oposición que abandonen 'el discurso que emplearon hace seis años' de que los madrileños acabarían yendo al médico 'con la tarjeta visa'. Les ha indicado también que el modelo de gestión sanitaria que defiende el Gobierno regional 'no plantea dificultades', a menos que 'alguien quiera utilizarlo torticeramente'.