Público
Público

Una huella jurásica

El Museo del Jurásico de Asturias atrapa a grandes y pequeños por su espectacular ubicación en la costa, su rigurosa labor de divulgación científica y un amplio programa de actividades, especialmente dirigidas al p&uacut

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Museo del Jurásico de Asturias (MUJA) abrió sus puertas el 1 de abril de 2004. Está situado en un lugar privilegiado, la rasa de San Telmo, a 155 metros sobre el nivel del mar en el concejo de Colunga, uno de los que forma parte de la llamada costa de los dinosaurios, en la que hay una gran abundancia de huellas y restos jurásicos.

En torno al Museo del Jurásico de Asturias hay un espectacular jardín creado por el paisajista José Valdeón. Ocupa 7.000 metros cuadrados, con 6.000 plantas de 15 especies diferentes dispuestas en manchas irregulares de tres tipos pensadas para lograr efectos cromáticos, juegos de texturas y sucesión de matices cambiantes a través de las estaciones. Cinco grandes huellas de dinosaurio inspiradas en la forma del edificio atraviesan el jardín. En el parque está también el nuevo edificio de la cafetería y una amplia y moderna zona de columpios y parques infantiles para diferentes edades: de 1 a 4, de 3 a 8 y de 9 a 12 años.

Antes de entrar, el visitante se hace una idea de lo que se va a encontrar en el interior, al toparse de forma inesperada con una impactante sorpresa: cuatro imponentes reproducciones del Allosaurus, el Dacentrurus, el Diplodocus y el Camptosaurus se reparten por los alrededores del museo de manera majestuosa. Se trata de cuatro obras del artista Adolfo Cuétara que, con un realismo perfecto, dan la bienvenida al apasionante mundo del Jurásico.

Concebido como un mirador del paisaje jurásico asturiano, las espectaculares vistas al mar sorprenden tanto al visitante como el propio museo, que haciendo un guiño a su contenido, es un edificio peculiar con forma de huella tridáctila. Obra del arquitecto Rufino García Ulibelarrea, una gran estructura de madera procedente de bosques escandinavos forma un entramado de arcos de medio punto paralelos entre sí, que simulan las costillas de los dinosaurios, correspondiéndose cada uno de los dedos de la gran huella con cada uno de los tres periodos de la era Mesozoica. La superficie total del edificio entre la planta primera, la baja y el sótano se acerca a los 5.000 metros cuadrados.

Tanto su cubierta exterior de placas de cobre como su peculiar silueta se han integrado perfectamente en el paisaje, constituyendo una de las señas culturales de identidad más significativas de Asturias.

El edificio consta de tres grandes áreas, cada una de las cuales está dedicada a uno de los períodos de la Era mesozoica: Triásico, Jurásico y Cretácico. Audio guía, guías de mano, paneles explicativos, impactantes reproducciones, fotografías, piezas originales, réplicas exactas, recreaciones de modos de vida, vídeos y pantallas interactivas ayudan al visitante a iniciar este apasionante viaje al pasado.

A lo largo del recorrido por la exposición, en la que el hilo conductor es el tiempo, se ofrece una amplia información sobre distintos aspectos de la vida de los dinosaurios. El conjunto se completa con tres módulos más: uno dedicado a explicar la historia geológica del Jurásico de Asturias y sus yacimientos y fósiles, y los dos restantes a diversos aspectos sobre la vida y los ecosistemas terrestres en las etapas anterior y posterior a la época de los dinosaurios.

En el MUJA se muestra la vida en la Tierra desde sus inicios hasta la aparición del ser humano y se ofrece amplia información sobre los distintos aspectos de la vida de los dinosaurios.

Además a lo largo del año el Museo del Jurásico de Asturias organiza múltiples actividades principalmente destinadas a los niños. Una sala especialmente habilitada en la planta inferior del museo para los más pequeños acoge diversos talleres en los que los niños se introducen en el apasionante mundo del Jurásico. Durante el periodo estival se organizan además múltiples actividades lúdicas y culturales, como las Noches Jurásicas, el Día Mundial del Medio Ambiente y el Congreso Internacional del Jurásico que tendrá lugar en septiembre.




www.museojurasicoasturias.com