Público
Público

Los huesos de aceituna sobrevuelan los cielos de Chillón en su IX concurso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pocos concursos nacionales como el de Lanzamiento de Huesos de Aceituna de la localidad ciudadrealeña de Chillón congrega a más de 200 participantes deseosos de pasarlo bien e intentar batir el récord de 19,50 metros alcanzados en 2008.

En la IX edición de este peculiar y prácticamente único concurso a nivel nacional, se ha logrado lanzar un hueso de aceituna hasta los 13,50 metros de longitud.

Todo comenzó en el año 2001 cuando el Ayuntamiento se propuso celebrar actividades "diferentes y con el mínimo coste presupuestario posible", explica a Efe la primer teniente de alcalde Anabel Gómez.

La marca de este año la ha logrado Julián Cumplido que participaba por primera vez en el concurso aunque se reunió con su familia para intentar aplicar la técnica más adecuada para el lanzamiento.

"Pelo bien el hueso, cojo mucho aire en los pulmones y en la boca y lo expulso con fuerza", dice Julián mientras reconoce que no esperaba ganar el concurso en la categoría absoluta masculina, que se celebró el pasado jueves.

"Siempre he practicado todo tipo de deportes", explica Cumplido porque "esto es una modalidad deportiva, entretenida y muy divertida que todo el mundo debería practicar alguna vez".

Ya lo hacen en la celebración de la Semana Joven de Chillón organizada anualmente por el Ayuntamiento todos sus vecinos y personas llegadas de Cataluña, Extremadura, Madrid o Valencia que viajan al municipio ciudadrealeño en agosto para lanzar por los aires decenas de huesos de aceituna.

"Toda la vida le he prohibido a mis hijos escupir en la calle y ahora nos pasamos todo el año escupiendo huesos de aceituna en Madrid preparando este concurso" reconoce Elena Gómez, medalla de plata en categoría femenina con 8,40 metros, que junto con su marido Marcelino Alonso y sus dos hijos han participado en el evento.

La competición se celebró en el parque municipal de Chillón, donde el Ayuntamiento se afanó en preparar un recinto acotado de 20 metros de longitud flanqueado por sendas cintas métricas que permiten a la reina y damas de las fiestas medir con rapidez y exactitud la distancia de los lanzamientos.

Llega el turno de la primer teniente de alcalde Anabel Gómez que lanza un año más "para seguir fomentando la participación masiva de concursantes".

Sin tomar carrerilla, como rezan las normas, mueve la cabeza hacia atrás y logra enviar el hueso hasta los 7,40 metros quedando en tercera posición. "Una lástima", afirma, "porque este año no hay medalla de bronce".

Quien se lleva los honores de los chilloneros es María José Serrano, natural de la población extremeña de Garlitos y afincada desde hace años en Chillón.

"Es mi primera participación y he lanzado hasta los 11,40 metros", dice incrédula, mientras afirma que le encantan las aceitunas pero que "es la primera vez que escupo".

María José pensaba que haría el "ridículo" porque su técnica es muy sencilla: "Chupar mucho el hueso hasta que se ponga suave y escupirlo, tan fácil como eso" y ni siquiera le preocupa el premio puesto que solo pretendía "pasar un rato de risa y divertirse".

Lo hacen los más pequeños que compiten en la modalidad infantil como Daniel Flores que con 10,10 metros alcanzados ha vuelto a alzarse con el primer premio.

Es la tercera vez que consigue ser el campeón y además ostenta dos subcampeonatos desde que empezó a lanzar huesos de aceituna con sólo cinco años.

Los más de 200 concursantes se retiran emocionados entre risas para seguir disfrutando de las decenas de actividades que organiza su Ayuntamiento con motivo de esta Semana de la Juventud que "reúne a más de mil participantes en sus nueve días de celebración".

Es la hora de recoger los huesos lanzados y pensar si en la décima edición del concurso "podemos introducir algún premio en metálico", dice la edil Gómez.

Y es que sería conveniente dar participación a la Cooperativa Olivarera "Virgen del Castillo" de la localidad y promocionar también los "excelentes aceites y aceitunas que brotan de nuestros campos".