Público
Público

Hugo Silva estrena "Agallas" y recuerda que dejar "Los hombres de Paco" fue duro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hugo Silva necesitaba un personaje nuevo, principal razón que le llevó a dejar "Los Hombres de Paco". Se embarcó en el proyecto de "Agallas", una producción de Continental, en el que cambia de registro para interpretar a Sebas, un joven que acaba de salir de la cárcel y que el propio Silva califica de un superviviente con agallas, que busca un amo como si de un perro se tratase.

Pregunta.- Tras tres años en Los Hombres de Paco y un éxito personal en el papel de Lucas, ¿Qué cambio proporciona esta película?

Respuesta.- La decisión de dejar la serie ha sido dura porque son tres años trabajando con una familia de actores con una gran calidad humana, pero llegas a un punto en el que necesitas evolucionar a otros personajes.

P.-¿Qué aporta Sebas en esa búsqueda de nuevas sensaciones?

R.- Crear a Sebas ha sido un proceso maravilloso donde he ido probando, documentándome incluso en la cárcel, con distintas personas y volviendo a mi niñez, al barrio donde me crié. He pasado tiempo buscando y probando en un proceso creativo que hacía tiempo que no tenía porque el ritmo de la tele hace que busques soluciones en el momento. Con Sebas he estado como unos tres meses jugando yo por mi cuenta, buscando otro ser con otras vivencias, eso ha sido emocionante y bonito.

P.- ¿Cómo es esa transformación, esa evolución de uno de los protagonistas de la película? ¿Qué parte de él te gusta más?

R.- Ha habido una parte que he descubierto de él. Es muy inmaduro y tiene muchos rasgos de niño y eso, pese a lo cabrón que es, me resulta bastante tierno a veces, es lo que me gusta de él. Va de frente, es en cierto modo transparente, no como Regueira, que es más oscuro, más cerebral. Sebas es instinto puro, es como un perro que no piensa, hace. Es un rasgo que me gusta, pero es algo que ha nacido en el proceso creativo.

P.- En esa búsqueda de Sebas hacia un amo, como si de una relación entre un perro y su amo se tratase ¿Sufre mucho?

R.- Sebas es un superviviente. Los perros que están en la calle sufren, pero tienen algo que les hace sobrevivir, no pueden andar pensando o recapacitando en lo que sufren. Directamente buscan donde comer y aunque les haya jodido algo y haya un dolor en lo moral o en el orgullo hay una necesidad de sobrevivir que está por encima de eso.

P.- ¿Quién tiene agallas en la película?

R.-Sebas, Regueira tiene escamas. Ahí está la diferencia y el debate porque hay que valorar cual de las dos cuestiones es más importante.

P.- Volviendo a la diferencia entre los papeles de serie y de cine ¿Es la posibilidad de preparación una de las grandes distancias entre ambas formas de actuar?

R.- Yo creo que uno puede hacer un gran trabajo en televisión, no cabe duda, pero sí es cierto que el ritmo hace que el personaje surja una vez que ya estás grabando. Yo al menos no puedo hacerlo desde el primer capítulo, sí en el tercero o cuarto, cuando ya le han pasado cosas y han nacido gestos y rasgos propios. Aquí, al ser un personaje de composición, muy distinto a mí, ha necesitado de un gran esfuerzo de creación, de búsqueda, hasta que he dado con él.

P.- Supongo que con un carácter tan diferente al personal exige mucho más esfuerzo la preparación

R.- Pero realmente es donde está el trabajo del actor y donde está lo más divertido y lo más bonito. Cuando haces algo que no tiene nada que ver contigo, que no es que no tenga la misma opinión que tú, sino que piensa, mira y actúa totalmente distinto a ti, eso es lo que lleva tiempo.

P.- ¿Es posible dejar un personaje así dentro de los estudios?

R.- Sí, digamos que en el tiempo previo es más difícil, pero una vez que estás en el rodaje ya empiezas a jugar y cuando terminas la jornada de trabajo necesitas parar, volver a Hugo y ser humano porque cansa.

P.- A la vista de los datos, las series españoles triunfan, pero el cine aún está ahí, sin terminar de despegar ¿Qué falta?

R.- No lo sé. Sí pienso que hay una crisis quizás creativa en el cine español. Es posible que haga falta ser más valientes en cuanto a guiones y no pensar tanto en el mercado cuando se hace cine porque se hace cultura. No ir tanto al entretenimiento y a conseguir una taquilla que es lo que se hace en EEUU, pero allí es donde más dinero tienen para hacerlo y donde mejor lo hacen.

P.- Por lo que entiendo deberíamos desligar la idea de que hacer buen cine es hacer taquillazos