Público
Público

La hundida banca irlandesa todavía paga bonus

Una sentencia obliga a abonar 40 millones en primas al Allied Irish Banks. Dublín promete que el 90% se recuperará por vía fiscal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los bancos irlandeses están llenos de sorpresas y todas son negativas para los castigados contribuyentes del país. Acaban de saber que el Allied Irish Banks (AIB) tiene que pagar 40 millones de euros en bonus a su personal por el ejercicio de 2008. La medida tiene su origen en una sentencia judicial, pero incluso así supone todo un sarcasmo premiar la actuación de un banco que sólo continúa existiendo gracias a los fondos públicos.

Los irlandeses salvan a los bancos a costa de hundir su economía. Eso no les libra de asumir las consecuencias de decisiones tomadas años antes por los directivos bancarios. El banco pactó en 2008 pagar unos bonus a 2.400 trabajadores bancarios de su división de mercados. Los pagos quedaron cancelados cuando el Gobierno aprobó el rescate de la entidad y se hizo con su control con el 19% de las acciones.

Los bonus se pagan por el ejercicio de 2008, cuando el AIB ya estaba hundido

Sin embargo, uno de los afectados demandó a los tribunales que se abonara lo que se le debía: 161.000 euros. El juez falló en su favor. Ahora, AIB se ve obligado a pagar a todos los demás para no perder decenas de demandas.

El banco central irlandés ordenó a AIB que aumentara su capital en 5.200 millones de euros para evitar la quiebra. Nadie enterraría su dinero en ese agujero. Por tanto, el Estado volverá a poner dinero, sacado del crédito concedido por la UE y el FMI. Su participación en AIB subirá al 95%.

El Gobierno gana la segunda de las cuatro votaciones del presupuesto

El año pasado, con el banco ya en estado agónico, el personal del banco se embolsó bonus por valor de 54,9 millones de euros.

Esos 40 millones de dólares no parecen una cantidad muy grande comparada con las enormes pérdidas del banco. Pero si las colocamos junto al valor bursátil de la entidad, el resultado es diferente. En bolsa, el que llegó a ser el mayor banco irlandés sólo vale 540 millones. En dos años, la acciónha pasado de valer 23,95 euros a sólo 50 céntimos.

La oposición recibió la noticia con indignación y un llamamiento a poner fin a estas remuneraciones a través de los impuestos. El Fine Gael pidió que se enmiende el presupuesto, que comenzó a discutirse la semana pasada, para incluir un impuesto del 99% sobre los bonus.

Una vez más, el Gobierno, dirigido por el conservador Fianna Fáil, quedó en evidencia. Un día antes, el ministro de Hacienda, Brian Lenihan, dijo que no veía probable que se pagaran bonus en los bancos hasta que estos volvieran a tener beneficios. Fue un pronóstico errado más que sumar a la larga lista de previsiones derrumbadas por la realidad. No por nada Lenihan ha sido elegido el peor ministro de Hacienda de Europa por segundo año consecutivo en una votación de expertos organizada por el Financial Times.

En esta ocasión, Lenihan no quiso dar margen a las críticas de la oposición. Horas después, anunció que el Gobierno introducirá un impuesto que gravará el 90% de las cantidades recibidas como bonus en los bancos.

El Gobierno hizo ayer una concesión no prevista al sector crítico del Fianna FáilEl Gobierno del Fianna Fáil recibió ayer al menos la buena noticia de su victoria en la segunda de las cuatro votaciones con las que aprueba el presupuesto. Por 80 votos a 76, el Parlamento aprobó el paquete presupuestario de subsidios sociales que contempla importantes recortes en casi todas las partidas.

El gasto social en subsidios se recorta en un 4%. Las pensiones básicas quedan congeladas. Los funcionarios jubilados que reciban pensiones superiores a 12.000 euros anuales cobrarán un 4% menos. El salario mínimo se reduce de 8,65 a 7,65 euros. Incluso así, continúa muy por encima del existente en España.

Las ayudas por hijo sufren un descenso del 10% al mes. La cantidad percibida por un tercer hijo tendrá un recorte mayor, el 20%. Eso hará que las familias con tres hijos perderán 480 euros al año en subsidios. Si la familia tiene un hijo en la universidad, deberá pagar 500 euros más por el aumento de las matrículas.

El Gobierno hizo ayer una concesión no prevista al sector crítico del Fianna Fáil. El miércoles, se vota en el Parlamento el rescate de la economía irlandesa por la UE y el FMI. Otro momento para que los mercados contengan la respiración.