Público
Público

El huracán "Gustav" disminuye su marcha hacia Luisiana, en Estados Unidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El huracán "Gustav", que ha dejado al menos 96 muertos en el Caribe, disminuyó ligeramente hoy su marcha hacia la costa del Golfo de México y se pronostica que impactará el lunes con poderosos vientos en Luisiana, en Estados Unidos.

"Gustav" bajó a 27 kilómetros por hora su desplazamiento sobre el centro del Golfo como un huracán categoría tres con vientos máximos sostenidos de 185 kilómetros por hora, una de las máximas en la escala de intensidad Saffir-Simpson, del uno al cinco.

"Es posible alguna intensificación en la noche de hoy y luego habrá fluctuaciones (en su fuerza), pero se pronostica que permanezca como huracán de categoría mayor", informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami, en su boletín de las 00.00 GMT.

El ciclón impactará en Luisiana el lunes por la tarde para luego transformarse en una tormenta al día siguiente en la frontera con Texas, mientras el miércoles sería degradada a depresión tropical.

Luisiana es la tercera zona de EEUU con más impactos de huracanes desde que en 1851 se llevan los registros: un total de 52 ciclones han golpeado su costa.

Florida ocupa la primera posición, con 113, seguida por Texas, con 60, de acuerdo con datos del CNH.

Está vigente un aviso de huracán para el norte de la costa del Golfo de México, incluyendo a la ciudad de Nueva Orleans y Lake Pontchartrain, en Luisiana, hasta la frontera entre Alabama y Florida. Texas también está bajo alerta.

El huracán irrumpirá en Luisiana después de embestir al occidente de Cuba el sábado.

Ante la llegada el lunes de "Gustav", una masiva evacuación de alrededor de un millón de habitantes del sur de Luisiana se llevó a cabo con lentitud y orden.

En el operativo de evacuación fallecieron tres enfermos graves y las autoridades estatales informaron de que también detuvieron a dos sospechosos de saqueos.

Por las autopistas se desplazaban lentamente miles de vehículos y nadie puede regresar a Nueva Orleans y los municipios del sur de Luisiana afectados por la evacuación.

De los 300 ciudadanos españoles registrados y residentes en Nueva Orleans y sus alrededores, todos han sido evacuados, informaron fuentes consulares de España.

El gobernador de Luisiana, Bob Jindal, urgió a la población que vive en la costa de su estado que se vaya de inmediato y su colega de Florida, Charlie Crist, decretó el estado de emergencia para asistir a las personas de la costa del Golfo brindándoles refugios que abrirá en quince condados floridanos.

El alcalde de Nueva Orleans, Ray Nagin, que ya sufrió en el mismo cargo el desastre del "Katrina" hace tres años, calificó a "Gustav" como "la tormenta del siglo" e insistió en que la gente debe ser consciente del enorme peligro que representa.

Un llamado similar hizo la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, siglas en inglés) de Miami y aseguró que no está realizando operativos ni ha instalado puntos de verificación de documentación asociados con la evacuación.

Recientemente ICE ha incrementado las redadas a nivel nacional para detectar a los inmigrantes indocumentados y aquellos con antecedentes penales, lo que ha causado temor en la comunidad hispana de Estados Unidos.

Sin embargo, "por razones de seguridad y con el fin de proteger la vida y la propiedad, ICE urge a todos los residentes de la Costa del Golfo a evacuar la zona", prescindiendo para ello de los controles de documentación, para ilegales, informó el ICE.

Miles de personas, entre ellas cientos de trabajadores hispanos, permanecían en el distrito de Plaquemines y otras áreas del sur de Nueva Orleans.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, viajará mañana a Texas, donde visitará el centro de operaciones que coordina las labores de emergencia en respuesta al huracán "Gustav", y prometió ir a Luisiana cuando las condiciones se lo permitan.

El huracán podría afectar también a las plataformas petrolíferas del Golfo de México, de donde sale una cuarta parte del petróleo y gas natural que produce Estados Unidos.