Público
Público

El huracán "Gustav" golpea a Haití y deja un muerto tras pasar por República Dominicana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El huracán "Gustav", de categoría 1, golpeó hoy Haití donde dejó una persona muerta tras pasar por el sur de la República Dominicana donde no causó daños de importancia, aunque sí originó abundantes lluvias en la zona suroeste del país.

Los vientos y la lluvia de "Gustav" todavía no se sentían con fuerza a primeras horas de la tarde en el suroeste haitiano, pero las autoridades tenían listos los dispositivos de seguridad y llamaban a la población a extremar la prudencia.

La directora de la oficina de Protección Civil haitiana, Alta Jean-Baptiste, informó que una persona murió y otras cinco resultaron heridas cuando la casa en la que se encontraban en Jacmel (sureste) fue destruida por un derrumbe de tierra.

Gran parte de la ciudad de Jacmel está inundada y varias de sus casas quedaron destruidas, mientras que otras perdieron sus techos por los fuertes vientos provocados por el huracán, agregó la funcionaria.

Jean-Baptiste reportó que en Leogane, al sur de Puerto Príncipe, hubo "daños importantes" y que en la también sureña Petit-Goave los ríos "amenazan con entrar en la ciudad".

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos anunció en su boletín de las 00.00 GMT de hoy que "Gustav" embistió esta martes a Haití con vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora y tras interactuar con tierra perdió intensidad.

Ahora se desplaza sobre el sur de ese país con vientos de 120 kilómetros, pero los meteorólogos pronostican que ganará intensidad de nuevo, informó el centro.

El ojo de "Gustav", el tercer ciclón de la temporada de huracanes en el Atlántico, se encontraba cerca de la latitud 18,5 grados norte y de la longitud 73,3 grados oeste, unos 100 kilómetros al oeste de Puerto Príncipe, en Haití, y a 250 kilómetros al sureste de Guantánamo, en Cuba, señaló el CNH.

Su llegada a Haití se produce poco más de una semana después del paso de la tormenta tropical "Fay", que dejó siete muertos en este país y cinco en la República Dominicana.

La entrada del fenómeno desató la preocupación de los habitantes del suroeste haitiano y muchos de ellos trataban de hacer acopio de provisiones ante lo incierto de la situación.

"Padres de familia están buscando comida que comprar", dijo a Efe una fuente local contactada por teléfono en el suroeste.

Las emisoras de radio locales multiplicaron las llamadas a la prudencia y las escuelas e iglesias dejaron sus puertas abiertas para acoger a quienes pudieran necesitar refugio, según la fuente.

La oficina local de Protección Civil de Haití aseguró que está preparada para afrontar una situación de catástrofe y dispone de 30 albergues en el suroeste. "Estamos animando a la población de zonas frágiles a desplazarse" a los refugios, declaró a Efe su director, Sylvera Guillaume.

La alerta roja fue decretada para los departamentos oeste y sur, mientras que la naranja se mantiene en el resto de Haití.

En la República Dominicana, también la zona suroeste, que comprende las provincias de Barahona, Pedernales e Independencia, fue la que más sintió los efectos de la lluvia.

En República Dominicana un total de 5.425 personas abandonaron sus hogares debido a las fuertes lluvias provocadas por "Gustav", que también afectó 1.085 viviendas, según el Centro de Operaciones de Emergencia (COE).

Diecinueve de las 32 provincias del país se encuentran en alerta máxima, nueve en alerta amarilla y el resto del país está bajo alerta verde, agregó el organismo.

El director de la Defensa Civil, Luis Luna Paulino, dijo a Efe que no se habían registrado muertos ni heridos y agregó que los mecanismos de prevención estaban en alerta ante posibles inundaciones y deslizamientos de tierra.

"El peligro para nosotros son las inundaciones, las crecidas de los ríos, los deslizamientos de tierra", explicó.

Las autoridades, que ordenaron la suspensión de las clases en las provincias en alerta roja, dispusieron también el desagüe de varias presas para evitar problemas de desbordamientos.

Para Cuba el fenómeno se torna "bastante peligroso", dijo el director de pronósticos del Instituto de Meteorología de ese país, José Rubiera.

Por su parte, el Gobierno de Jamaica exhortó a la población a que se prepare para el embate del huracán.

"La isla podría empezar a experimentar condiciones huracanadas esta misma noche", según el Centro Meteorológico Nacional de Jamaica.