Público
Público

El huracán "Gustav" obliga a los republicanos a cancelar actos en la convención

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La convención republicana para designar a John McCain como su candidato presidencial decidió hoy cancelar los actos políticos previstos para este lunes, día de su inauguración, debido a la amenaza del huracán "Gustav".

Ante la posibilidad de que se repitan las escenas de destrucción causadas por el "Katrina" hace casi exactamente tres años en Nueva Orleans, los republicanos han optado por recortar buena parte de la fanfarria que rodea a estas convenciones y evitar que se les acuse de hacer caso omiso del sufrimiento en otras regiones de EE.UU.

En declaraciones vía satélite desde San Luis (Misuri) a la prensa que cubre la convención en St. Paul (Minesota), McCain afirmó: "este es un momento en el que tenemos que prescindir de la política".

"Vamos a suspender la mayoría de nuestras actividades, excepto aquellas que son absolutamente necesarias", anunció el candidato republicano.

McCain habló después de que, junto a su esposa, Cindy, y su candidata a vicepresidenta, la gobernadora de Alaska, Sarah Palin, visitara Jackson (Misisipi) para supervisar los preparativos de emergencia de cara al huracán.

Ante la gravedad de la amenaza que representa el paso del "Gustav" por el golfo de México "debemos quitarnos el uniforme de republicanos y ponernos el uniforme de estadounidenses", afirmó el candidato republicano.

El director de campaña de McCain, Rick Davis, detalló en Saint Paul que el programa de mañana se limitará a lo "estrictamente necesario", de acuerdo con las normas del Partido que establecen el proceso para el nombramiento del candidato.

"No habrá discursos políticos", afirmó el director de campaña. "Todos los actos serán considerados opcionales a partir de mañana a las 17.30 (22.30 GMT)", añadió.

La Convención se constituirá sobre la hora prevista, a las 15.00 horas locales (20.00 GMT), pero a partir de las 17.30 se levantará la sesión hasta nuevo aviso. Lo que ocurra después queda en el aire, a la espera de lo que pueda suceder en los estados del golfo de México.

Los organizadores de la Convención decidirán "día a día" cómo proceder, explicó Davis.

La campaña de McCain ofreció a las delegaciones de los estados que puedan quedar afectados por el huracán fletar aviones chárter para trasladarlas a sus lugares de residencia. La comitiva de Luisiana aceptó y abandonará la convención.

Además, Davis indicó que la campaña de McCain pedirá a todos los participantes en la convención que aporten fondos para las posibles víctimas del huracán.

El lunes, dentro de los actos considerados "indispensables", quedará la apertura formal de la Convención y el establecimiento del Comité Nacional Republicano.

El único requisito que faltaría sería el nombramiento oficial de McCain como candidato presidencial y de Palin como vicepresidenta, en una votación a viva voz.

Estaba prevista para este mismo lunes, pero ahora tendrá lugar en otra jornada de la convención, que se clausura en principio el jueves.

El presidente George W. Bush y el vicepresidente Dick Cheney, que debían hablar mañana ante la convención, anunciaron hoy que no acudirían, para supervisar las tareas de emergencia.

La Casa Blanca indicó que Bush, quien podría dirigirse en algún momento a los delegados de la convención vía satélite, se desplazará mañana a Texas para visitar el centro de operaciones que coordina las labores de emergencia en respuesta al huracán "Gustav".

La esposa de Bush, Laura, sí mantiene su visita a St. Paul y podría hablar ante la convención en un momento dado.

Cómo responder al posible desastre se ha convertido en un problema para los dos aspirantes a la Casa Blanca. Ni McCain ni su rival demócrata, Barack Obama, pueden permitirse el lujo de parecer que hacen demasiado poco ni que exageran.

Mientras McCain se desplazaba a Misisipi, Obama emitía un comunicado en el que expresaba su preocupación y ofrecía los voluntarios de su campaña para participar en las tareas de ayuda.