Público
Público

El huracán Gustav toca tierra al sudoeste de Nueva Orleans

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Gustav tocó tierra el lunes en la costa de Luisiana como huracán de categoría 2, ahorrándole a NuevaOrleans el mal trago de su impacto directo.

El huracán aterrizó cerca de la localidad de Cocodrie, unos 110 kilómetros al sudoeste de Nueva Orleans, con vientos de 175 kilómetros porhora.

Fuertes vientos y lluvias azotaban Nueva Orleans.

Los futuros del crudo estadounidense retrocedieron el lunes por la mañana por debajo de los 114 dólares por barril, a medida que cedían lostemores sobre grandes daños en la infraestructura energética del Golfo de México.

Las petroleras cerraron casi la mitad de la producción en la región, de donde normalmente se extrae un tercio del crudo y un 15 por cientodel gas natural de Estados Unidos.

Unos dos millones de personas escaparon de la costa del Golfo, en una de las mayores evacuaciones en la historia de Estados Unidos.Según algunos cálculos, en Nueva Orleans quedaban apenas 10.000 personas.

Más de 11 millones de residentes en cinco estados de Estados Unidos estaban amenazados por Gustav.

CALMA EN NUEVA ORLEANS

En Nueva Orleans, devastada por las inundaciones provocadas por el huracán Katrina hace tres años, los residentes informaron de algunosapagones, pero también alivio porque el ciclón parecía ser menos destructivo de lo que se temió inicialmente.

"Parece que es mucho menos de lo que esperábamos, aunque estamos comenzando a ver la fuerza total del huracán", dijo David Blake,conductor de un programa de radio.

El huracán Gustav también tomó el centro de la escena en la política estadounidense en tanto los republicanos se preparaban para iniciar ellunes su convención para nominar oficialmente al aspirante presidencial John McCain, con un programa muy limitado sin la pompa ycircunstancia habitual.

El Centro Nacional de Huracanes advirtió de que Gustav todavía podría generar una "marea de tormenta extremadamente peligrosa" dehasta 4,3 metros, que pondría a prueba la contención de los diques reconstruidos que fallaron durante Katrina.

El huracán Katrina trajo consigo una ola de 8,5 metros que desbordó los diques el 29 de agosto del 2005 e inundó el 80 por ciento de NuevaOrleans, que yace en parte por debajo del nivel del mar.

La ciudad se sumió en el caos y las víctimas tuvieron que esperar durante días para que el Gobierno las rescatara en medio de saqueos yviolencia.

Policías y varios miles de tropas de la Guardia Nacional patrullaban el lunes la ciudad desierta, en algunos casos en caravanas de Humvees.Fue impuesto un toque de queda en un intento por evitar los saqueos.

Se prevé que zonas pantanosas de los estados de Luisiana, Misisipi, Arkansas y Texas acumulen hasta 30 centímetros de lluvias y máximosde 50 centímetros en pequeñas zonas.

Los meteorólogos no descartan tornados aislados.

/Por Tim Gaynor y Matthew Bigg/