Público
Público

El huracán Ike amenaza Cuba y el Golfo de México

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El huracán Ike avanza hacia Cuba como un feroz vendaval de categoría 4 y se prevé que se dirija luego hacia elcentro del Golfo de México como una tormenta grande y poderosa del tipo del huracán Gustav.

Los vientos máximos sostenidos de Ike alcanzaron los 215 kilómetros por hora, convirtiéndolo en un huracán "extremadamente peligroso"de categoría 4 en la escala de intensidad de cinco niveles Saffir Simpson, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH).

Los meteorólogos dijeron que Ike podría ganar más fuerza antes de llegar a Cuba el domingo por la tarde, amenazando seriamente loscampos de caña de azúcar, los hoteles turísticos de Varadero y los edificios coloniales de La Habana.

La poblada zona de Miami y Fort Lauderdale, en el sur de Florida, no estaba fuera de la ruta de Ike, por lo que se ha ordenado la evacuaciónde la cadena de cayos a partir del sábado.

Se espera que Ike se dirija también hacia el Golfo de México, imitando la ruta del huracán Gustav y afectando a la zona que produce uncuarto del crudo estadounidense, para luego pasar por Nueva Orleans, que quedó inundada y traumatizada por el huracán Katrina hace tresaños.

Las compañías petroleras habían comenzado a enviar a sus trabajadores de regreso a las plataformas marítimas que fueron evacuadasantes de que Gustav llegara a Luisiana el lunes, al oeste de Nueva Orleans. Sin embargo, Shell Oil Co. dijo el sábado que había detenido elregreso en caso de que se necesiten nuevas evacuaciones.

Mientras más se adentre Ike en Cuba, estará más debilitado cuando reaparezca en el Golfo de México a principios de la semana próxima,dijo el CNH. Pero se espera que al regresar al agua recupere rápidamente su intensidad.

En Cuba, se emitieron alertas para los residentes, temerosos ante la idea de otra gran tormenta, una semana después de que Gustavdevastara zonas del oeste de Cuba.

Los turistas fueron evacuados desde Guardalavaca, en la provincia de Holguín, en la costa norte, al igual que miles de estudiantes querecolectaban café en las montañas.

"ZONA DE PELIGRO"

En La Habana, los residentes hacían fila en las estaciones de servicio y buscaban velas y comida en conserva en las tiendas, después deque un meteorólogo advirtió en la televisión estatal de que "casi todo el país está en zona de peligro".

"Parece que este año no tendremos respiro", dijo Eduardo González en el este de Santiago de Cuba, "y si sigue así tendremos que pasar latemporada de huracanes en los refugios", agregó.

También se espera que las lluvias provoquen nuevos desastres en Haití, donde cientos de personas murieron en deslaves e inundacionesprovocados por tres tormentas anteriores en el último mes.

En las zonas bajas de los Cayos de Florida, los visitantes recibieron la orden de evacuación el sábado y a los residentes se les dijo queabandonaran la zona el domingo por el único camino que une a la cadena de islas con el continente.

Mientras, la tormenta tropical Hanna llegó a las costas de Estados Unidos en la frontera entre Carolina del Norte y Carolina del Sur,derribando árboles, provocando cortes de energía eléctrica e inundaciones aisladas.

En la zona metropolitana de Nueva York, las ráfagas de viento y las lluvias obligaron a detener el Abierto de Estados Unidos del tenis. Losaeropuertos permanecían abiertos, pero los vuelos tenían demoras de hasta tres horas.

/Por Marc Frank/.*.