Público
Público

Huracán Ike azota la muy poblada costa de Texas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El huracán Ike llegó el sábado a la densamente poblada costa de Texas,acompañado de una gran marejada y feroces vientos que podrían provocar inundaciones catastróficasen el litoral del Golfo de México y dañar a Houston, la cuarta ciudad más grande de Estados Unidos.

Ike, que ha detenido más de una quinta parte de la producción de crudo de Estados Unidos, tocótierra en la isla de Galveston como un huracán categoría 2 a las 2.10 hora local (0710 GMT) convientos de 175 kilómetros por hora.

La tormenta está a sólo 3 kilómetros por hora de alcanzar la categoría 3 en la escala de cinconiveles de Saffir-Simpson, con vientos de más de 178 kilómetros por hora, informó el Centro Nacionalde Huracanes (CNH).

Ike sorprendió a los texanos con su furia y tamaño, semejante al de Texas. Podría ser el peor ciclónque azota al estado en 50 años y el más grande que llega a una ciudad de Estados Unidos desde queel Huracán Katrina devastó Nueva Orleans en el 2005.

La tormenta azotaba a la isla de Galveston con olas de hasta 6 metros que golpeaban a una murallade cinco metros que fue construida para proteger al puerto después de un huracán que dejó al menos8.000 muertos en el año 1.900.

La mayoría de sus 60.000 residentes fueron evacuados y no había informes de muertos en el área.

A unos 80 kilómetros tierra adentro, la tormenta azotaba el centro de Houston y a sus rascacielos,lanzando escombros por el aire.

La tormenta obligó al cierre de 17 refinerías de petróleo en el Golfo de México, el corazón del sectorpetrolero de Estados Unidos, donde se procesa un 22 por ciento de los suministros de combustible delpaís.

El Servicio Meteorológico Nacional alertó que las personas en las zonas costeras podrían "enfrentarriesgo de muerte" y funcionarios estiman que Ike podría inundar hasta 100.000 hogares y provocardaños en 160 kilómetros de la línea costera de Estados Unidos.

Más de un millón de texanos obedeció a las órdenes de evacuación y se dirigió a zonas del interiordel país, pero funcionarios dijeron estar preocupados por muchas personas que decidieron permaneceren sus casas.

"No es momento de hacerse el valiente con la tormenta", dijo el viernes el secretario de SeguridadInterior de Estados Unidos, Michael Chertoff.

Ike podría ser la tercera tormenta más destructiva en la historia de Estados Unidos, detrás de loshuracanes Katrina del 2005 y Andrew de 1992, dijeron expertos.

/Por Chris Baltimore y Anna Driver/.*.