Público
Público

El huracán "Ike" destroza el norte de la provincia de Holguín, en Cuba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El huracán "Ike" destrozó el norte de la provincia oriental de Holguín, por donde entró a Cuba con categoría 3 en la escala Saffir-Simpson de 5 en la noche del domingo.

El presidente de la comisión de evacuación de la provincia, José Williams Sentibe, declaró hoy a Efe que los municipios más afectados son los de Banes, Gibara, Antilla, Sagua de Tánamo, Frank País, Mayarí y Moa, donde se encuentran las minas de níquel más importantes de Cuba.

Las autoridades ya han anunciado que la producción de ese mineral se va a ver afectada "durante varios días".

La llegada de "Ike", cuyo ojo tocó tierra en Punta Lucrecia, en el noreste de Holguín, alrededor de las 21.45 del domingo (01.45 GMT del lunes), fue precedida de la evacuación de 285.000 personas en esta provincia, según la fuente.

Hay "serios daños generales", principalmente en vivienda, centros económicos y la agricultura, que tiene en la caña de azúcar, las hortalizas y las frutas, especialmente el plátano, los principales destrozos.

La capital provincial, Holguín, está sin electricidad en todo el municipio, al igual que muchas otras zonas que, además, registran daños en las telecomunicaciones, problemas con el bombeo de agua y derrumbes totales y parciales de vivienda.

El huracán ha arrancado o partido centenares de árboles y a esta hora obstruyen el transporte dentro de pueblos y en las carreteras provinciales.

Por otra parte, la crecida del río Bariay ha dejado incomunicada la localidad del mismo nombre.

En Gibara, en el extremo norte de Holguín, el panorama es dantesco.

Gran parte del muro del emblemático malecón de la localidad está destruido, el barrio El Güirito quedó completamente arrasado, más de 70 escuelas, de un total de 136, presentan graves daños o derrumbes y 34.000 de los 72.000 habitantes de la localidad fueron evacuados al hospital.

Además, han sufrido daños el propio hospital, el astillero y el almacén en que se guardaban alimentos de reserva para la población, y la gente se comunica gracias al apoyo de radioaficionados.

"Esto no fue un huracán, fue un monstruo", dijo a Efe Marta González, de 44 años, vecina de Gibara.

El huracán "Ike" avanza hoy por el mar frente a la costa suroriental de Cuba, con categoría 2 en la escala Saffir-Simpson de 5, vientos máximos sostenidos de 160 kilómetros por hora y tendencia a fortalecerse.