Público
Público

El I Simposio de Rumberos elige a Peret presidente y crea una plataforma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El I Simposio de Rumberos ha elegido a Peret como presidente y ha decidido crear una plataforma para velar por la difusión de la rumba catalana, han informado hoy fuentes de esta iniciativa.

El I Simposio de la Rumbas Catalana se celebró durante todo el día de ayer en el Centro Artesano Tradicionarius (CAT) de Barcelona, con la participación de unas 150 personas, que decidieron elegir a Pedro Calaf Pubill, Peret, como presidente de honor, y al diseñador y pinchadiscos Txarly Brown como portavoz.

Igualmente, se eligió un Consejo de rumberos que integrarán Peret, Rogeli Herrero (Los Manolos), Xavi Ciurans (Gertrudis), "Sicus" Carbonell (Sabor de Gràcia) y otros músicos, promotores y profesionales vinculados al género.

Los participantes debatieron y aprobaron asimismo el "Manifiesto por la Rumba catalana", un documento que marca las líneas de futuro para impulsar este género musical, y crearon la Plataforma por la Rumba, entidad de consenso de los rumberos catalanes.

La iniciativa, con el apoyo del Instituto de Cultura, la concejalía de Juventud y el Distrito de Gràcia de Barcelona, ha surgido a raíz de la programación estable de rumba catalana que se lleva a cabo en la sala KGB, en sus sesiones "Rumba Club", que ha permitido el encuentro de los profesionales, que han decidido sumar esfuerzos para impulsar este genuino género catalán.

La rumba catalana es un genero musical nacido en el seno de las comunidades de gitanos catalanes a mediados del siglo XX, surgido de la confluencia de ritmos de raíz antillana y la evolución de algunos palos flamencos, y que posee en la técnica guitarrera del "ventilador" una de sus principales características.

En el manifiesto, los firmantes se comprometen a trabajar conjuntamente con las administraciones públicas del país para el reconocimiento de la rumba catalana como "música popular y tradicional catalana.

También, a coordinar esfuerzo con administraciones y sociedad civil para el reconocimiento de los artistas que la han dado a conocer; y a crear la Casa de la Rumba, un espacio que sistematice y genere la documentación, la investigación, la innovación, la difusión, el fomento de la creación y la transmisión de conocimientos acerca de la rumba catalana.

Establecer mecanismos de coordinación con agentes culturales, autores, intérpretes, etc, para la exportación de la rumba catalana en los circuitos, festivales y escenarios del resto del mundo; y para garantizar su presencia en lo principales escenarios de Cataluña, son otros de sus objetivos.

La Plataforma pretende crear también mecanismos para promocionar y profesionalizar a los rumberos emergentes; y trabajar codo con codo con universidades, centros de recursos, grupos de investigación, instituciones públicas y entidades sociales para impulsar la investigación y el estudio de la rumba catalana, contribuyendo a generar un corpus de conocimiento sobre este género musical y todo lo que le rodea.