Público
Público

Ibarretxe confía en que el Supremo cierre el caso y no ordene celebrar juicio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El lehendakari ha confiado hoy en que el Tribunal Supremo "cierre para siempre el sin sentido" del proceso que le sentó en el banquillo por reunirse con la izquierda abertzale, aunque ha expresado cierta preocupación ante la posibilidad de que pueda ordenar la celebración del juicio, como ocurrió en el caso Atutxa.

En una entrevista en Radio Euskadi recogida por Efe, Juan José Ibarretxe ha explicado que, después de que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco sobreseyera el caso sin que se desarrollara la vista oral, las acusaciones populares anunciaron que presentarían un recurso ante el Supremo y por ello, ha dicho, "vuelvo a tener la condición de imputado".

Aunque ha confiado en que el Supremo resuelva en el mismo sentido que el TSJPV y archive el caso, "siempre -ha agregado- tenemos ahí la espada de Damocles", ya que hay un precedente en el proceso al ex presidente del Parlamento vasco Juan María Atutxa, en el que "se devolvió" el proceso para que se celebrara el juicio.

Por eso, el letrado de Ibarretxe había cambiado de estrategia de defensa y había pedido que se siguiera "hasta el fondo" del asunto para demostrar "la inocencia de todos los acusados" y "evitar las idas y venidas" del caso.

Ibarretxe ha indicado que el Gobierno Vasco ha expresado "una posición" respecto a la actuación del presidente del TSJPV, Fernando Ruiz Piñeiro, y sobre la posibilidad de su reelección -el Ejecutivo vasco ha anunciado que no la apoyará-, pero ha censurado que sean precisamente socialistas y populares quienes manifiesten que "hay injerencias de la política en la Justicia", ya que -ha dicho- son esas formaciones las que "le pusieron ahí".

Según ha denunciado, "el gobierno de los jueces lo deciden a cupos entre el PP y el PSOE", que ahora -ha reprochado- censuran a otros por presiones a los órganos judiciales.

Ante las próximas elecciones autonómicas, ha lamentado que el PSE-EE y el PP estén demostrando que "les importa bien poco lo que le pasa a la sociedad", ya que, en lugar de presentar "las ideas que tienen para superar la crisis y sus preocupaciones por los ciudadanos", centran su debate en el reparto de puestos en un posible Gobierno y en futuros pactos tras las elecciones.

Según ha dicho, "no sé si piensa mucho en este país una persona que exige entrar en el Gobierno con tres consejerías -en referencia a Antonio Basagoiti- o López (Patxi), que dice que no entrará en el gobierno si no es siendo lehendakari".