Público
Público

Iberdrola inaugura la mayor central hidráulica de bombeo de Europa

Estas centrales funcionan como un almacenamiento de energía: consumen electricidad cuando sobran y producen cuando hace falta. las obras han durado siete años, en los que se han invertido 350 millones de euros 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Iberdrola ha inaugurado este lunes el aprovechamiento hidroeléctrico Cortes-La Muela, ubicado en Cortes de Pallás (Valencia) y que constituye 'la mayor central de bombeo de Europa', con una inversión global de más de 1.200 millones de euros, una potencia instalada de 2.000 megavatios (MW) y capacidad de generar unos 5.000 Gwh al año y atender cerca de 500.000 hogares. La inauguración ha estado presidida por el Príncipe de Asturias, a quien han acompañado el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y el de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra.

'Es un hito en la historia reciente de Iberdrola', ha subrayado Galán en la inauguración de la instalación. También han asistido el presidente de las Corts, Juan Cotino, el secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, Víctor María Calvo-Sotelo, el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, la delegada del Gobierno en la Comunitat, Paula Sánchez de León, y miembros del Comité de Dirección de Iberdrola.

En su intervención, el presidente de Iberdrola ha destacado el compromiso de la compañía con España, donde cuenta con unos activos de 40.000 millones de euros y da empleo a 70.000 personas. Además, ha subrayado que, en los últimos doce años, ha invertido 22.000 millones de euros y ha realizado compras a miles de empresas españolas por valor cercano a los 50.000 millones de euros. Galán ha señalado asimismo que estas instalaciones refrendan la 'apuesta permanente' de la empresa por la Comunitat Valenciana, donde dan trabajo a 'varios miles de personas' y han invertido '4.500 millones euros en los últimos años, efectuando compras a empresas locales por importe de casi 4.000 millones'.

Además, ha destacado que el complejo hidroeléctrico de Cortes-La Muela es 'un ejemplo de instalación eficiente y sostenible económica y medioambientalmente', ya que 'utiliza excedentes energéticos cuando sobran en el sistema y los aplica para producir energía cuando existe demanda punta'. Galán ha resaltado asimismo que 'el bombeo es un claro ejemplo de que es posible almacenar energía y, además, de forma sostenible económica y medioambientalmente', con un coste 'cinco veces menor que otras energías' y que 'no requiere subvenciones, más bien al contrario, está gravada con casi un 30 por ciento para sufragar las tecnologías menos eficientes', ha apostillado.

Según ha indicado, esta inauguración 'da continuidad a la apuesta histórica por las energías limpias, y en particular por la hidroeléctrica', de la compañía, que posee 'una capacidad instalada de casi 10.000 MW en todo el mundo', punto en el que ha aludido a la inauguración este año de la central hidroeléctrica de San Esteban y al inicio de la construcción de la de San Pedro, ambas en la Cuenca del Sil.

La nueva planta hidráulica de Iberdrola, ubicada en la margen derecha del Júcar, permite almacenar energía potencial a través del llenado mediante el bombeo de agua de un embalse a un depósito superior, lo que posibilita comenzar a generar gran cantidad de electricidad en un tiempo de respuesta muy rápido al turbinar el agua de bajada al embalse y sin generar ningún tipo de emisión a la atmósfera. En concreto, La Muela II consta de cuatro grupos reversibles que permiten sumar una potencia de turbinación de 852 megavatios --744 en bombeo-- que aprovechan el desnivel de más de 500 metros que existe entre el depósito superior y el embalse de Cortes de Pallás para generar energía.

Para su instalación, se ha excavado una caverna de 115 metros de largo, 50 de alto y 20 de ancho --de modo que podría albergar la Catedral de Valencia con el Miguelete o un edificio de unas 300 viviendas con una altura de 15 plantas--. Además, se ha construido una tubería forzada de 5,45 metros de diámetro y 850 de longitud, alojada en el interior de un pozo excavado en la roca con una inclinación de 45 grados, que permitirá que el agua del depósito llegue hasta el corazón de La Muela.

Durante los siete años que han durado las obras de ampliación de la central de La Muela, se han invertido 350 millones de euros y la compañía ha dado empleo a varios miles de personas. Además, más de 30 empresas vinculadas a la Comunitat han participado durante todo el proceso y se han realizado compras de equipos por valor de varios cientos de millones de euros.

En la década de los 80, Iberdrola inició los trabajos de las primeras instalaciones de La Muela I, que se puso en marcha en 1989, y del depósito superior, que se construyó con dos tomas y unas dimensiones acordes (20 hm3) de cara a una posible ampliación que se ha completado más de 30 años después. Esta nueva instalación hidroeléctrica se suma al resto que la compañía tiene ya operativas en la zona, como son La Muela I (630 MW), Cortes II (280 MW), Salto de Cofrentes (120 MW) y Millares II (67 MW).

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha arremetido contra las tecnologías solares, por su coste e 'ineficiencia', durante la inauguración del complejo hidroeléctrico de La Muela. Sánchez Galán ha subrayado durante el único discurso de la inauguración que esta obra demuestra el compromiso de la empresa con las renovables, en especial con aquellas más 'eficientes'. Así, ha insistido en que este complejo, con sus más de 2.000 megavatios (MW), tiene mayor capacidad de generación que todas las plantas termosolares de España juntas y que constituye un 'buen ejemplo' de almacenamiento eficiente de energía 'a diferencia de otras tecnologías de almacenamiento como las sales fundidas', que utilizan algunas centrales termosolares, y que están subvencionadas.

También ha criticado el coste de las centrales solares, ya que calcula que 'si se suspendiera la producción con estas tecnologías la factura podría bajar en más de un 10%'. 'Las termosolares y fotovoltaicas cuestan unos 5.000 millones de euros (en subvenciones) al año', pero solo producen un 5% de la energía, una aportación sin la que 'el sistema puede funcionar y nos ahorraríamos 5.000 millones'. 'La contradicción es que por querer mantener centrales ineficientes económica y en algunos casos incluso medioambientalmente', en referencia a las termosolares, otras 'centrales eficientes no tengan espacio y tengan que salir del mercado', en referencia a las plantas de ciclo combinado.