Público
Público

Iberdrola niega que esté bloqueando una eventual fusión con Gas Natural

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Iberdrola, la mayor eléctrica española por capitalización bursátil, reiteró hoy que no ha mantenido ninguna conversación con Gas Natural ni con La Caixa y, por lo tanto, negó que esté bloqueando una eventual operación corporativa con la compañía gasista.

Fuentes de Iberdrola insistieron en que la eléctrica no ha mantenido conversaciones ni con Gas Natural ni con La Caixa, accionista de referencia de la compañía gasista, y en que "no se ha hablado de ninguna estructura de poder en una futura operación corporativa que no existe".

Por lo tanto, subrayaron las fuentes de la eléctrica, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, "no está bloqueando ningún acuerdo".

Fuentes financieras habían indicado a Efe que el reparto de poder en la empresa resultante está bloqueando una posible fusión entre Iberdrola y Gas Natural, y habían señalado directamente al presidente de la eléctrica.

Los puntos de discrepancia serían, según esas fuentes, el nombramiento de un consejero delegado, la existencia de un consejo de administración paritario y la ubicación de la sede operativa.

Las fuentes de Iberdrola recalcaron que la eléctrica está centrada en la Junta de Accionistas que se celebrará el próximo 17 de abril en Bilbao, en la que no está prevista ninguna nueva operación corporativa.

Iberdrola, insistieron las fuentes de la empresa, "tiene un proyecto estratégico de rentabilidad y tamaño aprobado por sus accionistas, que contempla una inversión de 24.000 millones de euros, tanto orgánica como no orgánica, para el periodo 2008-2010.

Las fuentes de Iberdrola subrayaron que "llevamos meses de especulaciones" sobre eventuales operaciones corporativas y que, en ese tiempo, "nadie ha presentado un proyecto alternativo".

Las fuentes citadas destacaron que Iberdrola "ha sido capaz de negociar amistosamente y cerrar acuerdos de integración sin ruidos y creando valor", como las compras de la británica Scottish Power y de la estadounidense Energy East, pendiente esta última de las últimas autorizaciones administrativas.

Fuentes del sector energético apuntaron a Efe que la intención de algunas filtraciones a los medios de comunicación sería "cargarse una operación que todavía no existe".