Público
Público

Iberdrola vende sus parques eólicos en Francia por 400 millones

La eléctrica continúa su proceso de venta de activos no estratégicos para reducir deuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La eléctrica española Iberdrola , inmersa en una estrategia de reducción de su deuda que contempla la venta de activos no estratégicos, ha vendido su negocio eólico terrestre en Francia por un importe inicial de 350 millones de euros, que podría ampliarse en otros 50 millones si se cumplen determinados requisitos.

En un comunicado, Iberdrola ha señalado que los compradores de su Iberdrola Renovables France (IBRF) son General Electric (40%), la filial de renovables del gigante francés EDF (20%) y MEAG (40%). Este último es el gestor de activos de la aseguradora alemana Munich Re y ERGO. IBRF cuenta con una cartera de 32 parques eólicos terrestres, con una potencia conjunta de 321,4 megavatios. Iberdrola ha apuntado que los activos de eólica marina (offshore) no están incluidos en la operación, y serán transferidos a una sociedad del grupo español. La venta del negocio francés llega días después de conocerse la venta del 20% que Iberdrola tenía en el gasoducto Medgaz a la belga Fluxys por 146 millones de euros.

El grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán ha explicado que el impacto de la venta del negocio francés en sus resultados se fijará cuando se conozcan los detalles finales de la misma.

Con una deuda de 31.860 millones de euros a septiembre (incluidos los 3.000 millones del déficit de tarifa), Iberdrola se ha marcado el objetivo de reducir este montante hasta los 26.000 millones en 2014. Además de las ventas de activos y las titulizaciones, esperan llegar a esa reducción gracias a unas menores inversiones que liberarían 1.000 millones de euros para amortizar préstamos.

Con la reducción de deuda como principal objetivo entre crecientes presiones de las agencias de rating, Iberdrola está inmersa en un proceso de venta de activos que, según señalaron fuentes recientemente, se ampliaría en el caso de no recibir los casi 3.000 millones de euros que el Gobierno debe pagar al grupo de energía a medida que vaya titulizando déficit de tarifa. Iberdrola encargó formalmente la venta de una serie de activos en Europa y EEUU por un importe total cercano a los 1.500 millones de euros, entre ellos la participación de Medgaz y los parques eólicos franceses.

'Iberdrola tiene abierto un amplio proceso de venta de activos. Algunos tienen mandato en firme y en otros se dejan querer si vienen con ofertas atractivas, pero la idea es captar 5.000 millones hasta 2014, 2.000 millones con ventas de activos y los 3.000 millones restantes que les correspondería cobrar por el déficit de tarifa', según fuentes del mercado. El déficit de tarifa es una deuda de los consumidores con las eléctricas por el desfase entre costes e ingresos de generación de energía que está reconocida por el Gobierno pero que es soportada y financiada por el balance de las compañías. Hasta diciembre, el déficit acumulado ascendía a unos 24.000 millones de euros, de los que ya se han titulizado alrededor de 17.200 millones de euros.

El pasado sábado el presidente del Gobierno de Bolivia, Evo Morales, decretó la expropiación de las acciones de la empresa española en dos distribuidoras de energía eléctrica en las regiones de La Paz y Oruro, de una empresa de servicios y de una gestora de inversiones.