Público
Público

Iberdrola vende sus siete parques eólicos terrestres en Alemania por 52,7 millones

La operación forma parte del plan  de desinversiones en activos no estratégicos  para reducir su deuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Iberdrola ha cerrado un acuerdo con la sociedad alemana MVV Energie para venderle por 52,7 millones de euros la sociedad Iberdrola Renovables Deutschland, a través de la cual la compañía española controla siete parques eólicos terrestres en el país. En una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la eléctrica indica que al precio de esta venta de activos operativos de on shore se suma además un pago contingente por valor de 10,1 millones.

En concreto, MVV comprará todas las acciones de Iberdrola Renovables Deutschland, que es titular directa de cuatro parques eólicos operativos con una potencia de 37,4 megavatios (MW), así como propietaria del 100% de la sociedad Windpark Jülicher Land, que cuenta a su vez con tres parques eólicos operativos con una potencia de 25,5 MW. De esta forma, Iberdrola se desprende de todos sus parques eólicos operativos en Alemania, y de una potencia operativa total equivale a 62,9 MW.

El importe de 52,7 millones incluye tanto el valor de la filial alemana como los créditos intragrupo entre Iberdrola e Iberdrola Renovables Deutschland, explica la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán. El pago está condicionado al cumplimiento de determinados requisitos y a los ajustes habituales en este tipo de operaciones, así como a la obtención del visto bueno de las autoridades pertinentes.

Iberdrola indica que la operación no tendrá impacto significativo en su cuenta de resultados a nivel consolidado. Como parte de su plan estratégico para el periodo 2012-2014, la compañía estudia desinversiones en activos no estratégicos por valor de 2.000 millones de euros y se ha propuesto reducir su deuda neta en 6.000 millones. Como parte de su plan estratégico, la compañía ya ha realizado desinversiones en lo que va de año valoradas en alrededor de 350 millones de euros, entre las que figuran varias ventas en Estados Unidos, los activos de distribución de gas en España y el 13,25% de Gas Natural México. Junto a esto, la compañía ha vendido en lo que va de año la mayor parte de sus títulos en la operadora de telecomunicaciones Euskaltel, en la que aún mantiene un 2%, y la empresa GH Electrotermia, en la que participaba junto a BBVA a través de la Corporación IBV.

Pese a la desinversión, Iberdrola mantiene sus proyectos eólicos off shore en el país, entre ellos el de Wikinger, su primera iniciativa de estas características en la región. La compañía prevé poner en marcha un complejo de 400 MW de potencia, gracias a la instalación de aerogeneradores de alrededor de 5 MW de potencia unitaria, que será capaz de producir energía suficiente como para atender el suministro eléctrico anual de 350.000 hogares alemanes. Este complejo contará con una tecnología de última generación, con turbinas de 150 metros de altura que se ubicarán a 30 kilómetros de la isla de Rügen y cubrirán un área de 32 kilómetros cuadrados en el Mar Báltico.

Una vez se consiga la autorización administrativa, el Grupo prevé presentar la planificación final de este complejo energético marino a principios de 2014, con el fin de iniciar la construcción del mismo en el año 2015 y lograr exportar a la red eléctrica los primeros kilovatios en 2016.