Público
Público

Iberia cancela 53 vuelos

La aerolínea atribuye los retrasos a una huelga de celo de los pilotos. Estos lo niegan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Iberia ha cancelado hoy 53 vuelos en una nueva jornada de retrasos generalizados y desajustes en la programación que la empresa achaca a una huelga de celo no declarada de los pilotos, aspecto que niegan los representantes del SEPLA.

Según fuentes de Iberia, la mayoría de los vuelos tienen origen o destino en el aeropuerto de Madrid.

La puntualidad de la compañía ha descendido hoy hasta el 60% (normalmente se sitúa en un 85%), pero, a pesar de los retrasos, en los mostradores de facturación de Iberia y en las puertas de embarque del aeropuerto de Barajas la situación estaba tranquila esta mañana.

Los pasajeros expresaron su resignación ante las demoras mientras expresaban su esperanza de que el conflicto entre compañía y pilotos termine pronto.

Iberia ha asegurado que continua analizando los motivos de los retrasos de 'cada uno de los vuelos' para determinar si se están produciendo por alteraciones en el 'régimen habitual de trabajo de los tripulantes técnicos'.

La noche del pasado viernes, la dirección de la empresa envió una carta a la sección sindical del SEPLA en Iberia en la que les advertía de que abriría expedientes disciplinarios de los pilotos si no ponen fin a las alteraciones que producen en los vuelos.

En la misiva, Iberia indicaba: 'estamos en presencia de una actuación concertada de los tripulantes pilotos, promovida, inspirada u organizada' por la sección sindical de SEPLA-Iberia para presionar a la empresa en el marco del proceso negociador del Convenio.

Por ello, la compañía asegura que esta actitud está considerada como 'acto ilícito o abusivo' en el Real Decreto que regulas las relaciones laborales referido a las 'huelgas de celo o reglamento o a cualquier otra forma de alteración colectiva del régimen de trabajo distinta de la huelga'.

Desde el SEPLA han negado que en las asambleas celebradas por los pilotos los días 4 y 12 de diciembre se haya lanzado la consigna de iniciar una huelga de celo y han manifestado que se trata de actitudes individuales.

Las fuentes han señalado que la carta de la empresa ha causado malestar en el colectivo de pilotos, ya que 'a nadie le agrada que le acusen de cosas que no son ciertas'.

Han manifestado que el SEPLA podría iniciar también acciones legales contra la compañía.

Además, han reiterado que las alteraciones en la programación de Iberia se deben a la falta de empleados y han asegurado que los problemas operativos comenzaron antes de que se celebraran las asambleas de pilotos.

Según las previsiones, el próximo 17 de diciembre se reunirán la dirección de Iberia y el SEPLA para tratar de reanudar las negociaciones del Convenio Colectivo, que quedaron estancadas a finales de noviembre.