Público
Público

Iberia llama a la responsabilidad de los sindicatos ante el paro de 48 horas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Iberia ha llamado a la responsabilidad de los sindicatos CTA y SICTPLA ante la huelga de 48 horas de los tripulantes de cabina, que comienza mañana y supone la cancelación de unos 400 vuelos.

La huelga afectará especialmente a las conexiones de Madrid con Andalucía, Comunidad Valenciana, País Vasco, Asturias, Galicia y Barcelona, y en Europa, con Lisboa, París, Londres, Bruselas y Fráncfort.

En su última nota de prensa colgada en su pagina web, Iberia "lamenta" que, cuando la crisis económica está afectando "tan severamente" al sector aéreo y a la economía en general, los citados sindicatos soliciten subidas salariales "incompatibles" con la situación de la empresa.

La compañía afirma que sigue intentando evitar este paro y hace un llamamiento a la responsabilidad de los sindicatos convocantes para que definitivamente no se produzca.

Por su parte, ambos sindicatos, que cuentan con 13 de los 23 delegados del Comité de Empresa, dijeron a Efe que convocan esta huelga ante la "reiterada negativa" de la dirección de la aerolínea a firmar el convenio colectivo.

También precisaron que su intención es la de "negociar hasta el último minuto" y que siguen esperando gestos de acercamiento de posiciones por parte de la Dirección.

A pesar de las cancelaciones, el paro, según Iberia, no afectará a los vuelos de las series IB5000, IB8000 e IB7000 (operados por Vueling, Iberia Regional/Air Nostrum y otras compañías en código compartido), ni los que unen la Península con las Islas Canarias y Baleares, ni prácticamente ninguno de las rutas de largo radio de la aerolínea española.

La compañía informó de que ha decidido flexibilizar las condiciones de las tarifas para facilitar los cambios a los clientes que tengan previsto volar esos días.

Al conocerse la convocatoria de paro, que contará con una segunda jornada los días 10 y 11 de noviembre, Iberia señaló a Efe que no entendía la iniciativa porque las negociaciones "siguen abiertas" y que la empresa lo que pretende es negociar un convenio a largo plazo, y "no sólo por cuatro meses".

Y este nuevo acuerdo, dijeron fuentes de la aerolínea, debe tener en cuenta la situación económica actual en las compañías aéreas y el Plan Estratégico de viabilidad de la aerolínea.

Por su parte, el Comité de Trabajadores Asamblearios (CTA) y el Sindicato Independiente de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Líneas Aéreas (SITCPLA) explicaron que reclaman para los 4.300 trabajadores del colectivo un aumento salarial, tras cuatro años de congelación del sueldo.

La convocatoria ha coincidido con el anuncio por parte de la aerolínea española de congelar salarios, llevar a cabo jubilaciones anticipadas, así como poner en marcha un nuevo Plan Director para hacer frente a la caída de los ingresos y la reducción de la demanda.