Público
Público

Iberia perdió casi 7 millones de pasajeros en 2008, un 17% respecto a 2007

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Iberia transportó en 2008 más de 33,5 millones de pasajeros, casi 7 millones menos que en el ejercicio anterior, lo que supone una reducción del 17 por ciento respecto a los 44,4 millones registrados hace un año, según recogen las estadísticas de tráfico aéreo de AENA.

Además de la debilidad de la demanda por la crisis económica y la reducción de la oferta del sector de transporte aéreo, las compañías que operan en el mercado español se han visto afectadas por la competencia del tren de alta velocidad, especialmente en la Madrid-Barcelona.

Debido a estos factores, durante el primer semestre de 2008, Iberia fue perdiendo su volumen de pasajeros a un ritmo que oscilaba entre 200.000 y 600.000 mensuales, mientras que a partir de julio, la caída se aceleró hasta unos 700.000 al mes.

A pesar de la supuesta huelga de celo de los pilotos de la compañía, que provocó numerosas cancelaciones de vuelos desde el pasado cuatro de diciembre, éste no fue el peor mes de 2008 para Iberia.

En diciembre, la aerolínea registró un descenso del 23,3 por ciento del número de pasajeros transportados respecto al mismo mes de 2007, porcentaje muy similar al de septiembre y octubre, cuando sufrió decrecimientos del 22,3% y el 22,9%, respectivamente, e incluso por debajo de noviembre, que cerró con una caída del 26,3%.

Por su parte, Spanair, a pesar de su programa de viabilidad, que ha implicado una reducción de rutas y capacidad en el segundo semestre del año, y el accidente de uno de sus aviones en el aeropuerto madrileño de Barajas, que costó la vida a 154 personas el pasado 20 de agosto, mantuvo su segunda posición en España, con un total de 16,8 millones de pasajeros.

Esta cifra significa 2,2 millones de pasajeros menos que en 2007, es decir una disminución del 11,4% en comparación con los 19 millones de ese año.

Hasta el accidente de Barajas del pasado 20 de agosto, Spanair registraba cada mes cifras similares a las de 2007 e, incluso, ligeramente superiores en febrero y marzo.

Después de la tragedia, en agosto Spanair transportó unos 200.000 pasajeros menos, cifra que escaló hasta los 400.000 en los meses posteriores, con descensos del 23,3% en septiembre; del 30%, en octubre; del 31% en noviembre, y del 29%, en diciembre respecto los mismos meses de 2007.

En 2008, la aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair relevó a Air Europa de su tercer puesto en España, con 14,9 millones de pasajeros transportados, un 33,6% más que en 2007, mientras que la compañía del Grupo Globalia, logró 14,6 millones de cliente, tan sólo un 5% menos que hace un año.

En el quinto lugar se mantuvo la alemana de bajo coste Air Berlin, con 11,6 millones de pasajeros, un 12,3% más que en 2007, seguida de la británica EasyJet, que con casi 11 millones (un 21% más) relevó al séptimo puesto a Air Nostrum, filial regional de Iberia, que, no obstante mejoró su resultado un 0,22%.

También su "low cost" Clickair incrementó el número de pasajeros transportados en un 55%, hasta los 9,1 millones, resultado que le permitió escalar dos puestos en 2008, superando a su futura socia Vueling y a Binter Canarias.

En cambio, la aerolínea catalana, que se encuentra en proceso de fusión con Clickair, transportó 7,7 millones de pasajeros en 2008, un 2,6 por ciento menos, pese a lo cual entre ambas sumaron casi 16,9 millones de clientes, con lo que superan a Spanair y se sitúan tan sólo por detrás de Iberia.

Air Comet, del grupo Marsans, también aumentó el volumen de pasajeros transportados en 2008 en torno al 11% respecto al año anterior, hasta los 871.054, aunque lejos de los puestos de cabeza.

En cuanto al comportamiento en el mercado español de las tres principales compañías europeas -Lufthansa, Air France y British Airways, con la que Iberia negocia una fusión- ocuparon en 2008 la decimocuarta, la decimoquinta y la decimoséptima posición, respectivamente.