Público
Público

Iberia y Sepla vuelven a reunirse mañana sin que haya avances en convenio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Iberia y el Sepla volverán a reunirse mañana, lunes, para tratar de avanzar en las negociaciones del convenio colectivo, después de que en el último encuentro entre ambas partes no se consiguiera "un solo avance", según manifestaron a Efe fuentes de la compañía.

Según las fuentes, en la última reunión, celebrada el pasado viernes, la dirección de Iberia y los representantes del Sepla mantuvieron las mismas posiciones que les enfrentan desde el inicio de las negociaciones del convenio colectivo de los pilotos.

La aerolínea rechaza determinadas demandas de los pilotos, como la pretensión de poner condiciones a la fusión con British Airways e influir en decisiones de carácter estratégico que no les competen.

Además, Iberia ha acusado a los pilotos de realizar una huelga de celo desde principios de diciembre, que ha costado a la compañía más de 13 millones de euros.

Por ello, la compañía ha presentado una demanda contra el Sepla y su sección sindical en Iberia por los daños y perjuicios que esta supuesta huelga ha causado.

Según Iberia, entre el 4 y el 31 de diciembre, la compañía ha cancelado cerca de 500 vuelos, ha contratado otros 152 con otras aerolíneas y el índice de puntualidad de las operaciones ha sido del 60%.

Además, por este paro encubierto, la dirección de Iberia ha abierto 41 expedientes a los pilotos que lo secundan de los que se han instruido diez, a ocho comandantes y dos copilotos de la compañía.

Iberia asegura que "el negligente comportamiento" de estos diez pilotos expedientados está relacionado con la huelga de celo que secunda parte del colectivo.

El Sepla niega que se realice ese paro encubierto y asegura que los retrasos y cancelaciones en la programación de Iberia se deben a que faltan pilotos y a que la compañía "programa por encima de sus posibilidades".

Sobre los expedientes informativos abiertos, el sindicato ha criticado que uno de ellos se refiere a un vuelo Madrid-Oviedo del 31 de diciembre donde hubo una amenaza de bomba.

El comandante tuvo que pedir un "fondeo" (una revisión del avión) a recomendación de los Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax).

Otra de las demoras que Iberia tacha de injustificada se debe, en opinión del Sepla, a la falta de los servicios de seguridad para poder efectuar despegue.