Público
Público

El Ibex-35 se aleja de los 12.000 puntos en una jornada volátil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El componente de volatilidad, introducido por el vencimiento de los futuros y la ausencia de referencias claras, alejó el viernes al Ibex-35 de los 12.000 puntos, tan solo dos días después de haber reconquistado una cima psicológica que se le había resistido durante trece meses.

En cualquier caso, los operadores se mostraron optimistas de cara a la operativa de las próximas semanas, apostando por el tradicional repunte de fin de año.

"Finalmente el Ibex no ha podido, pero sigo pensando que el mercado está con ganas de subir, a pesar de la caída de ayer y de hoy", dijo un operador.

"La tendencia no ha variado y volverá a girarse hacia arriba a la mínima ocasión. Estadísticamente los años buenos de bolsa suelen acabar mejor, quizá estemos cogiendo impulso para el último rally del año", añadió.

Esta misma visión la tiene el equipo de estrategia en renta variable europea de Goldman Sachs, que señaló en una nota dirigida a sus clientes que, por lo general, cuanto mejor ha sido la trayectoria entre enero y noviembre, más positiva tiende a ser la rentabilidad en el mes de diciembre.

Tras una apertura alcista, el Ibex-35 terminó no muy lejos de los mínimos de la sesión, con un recorte del 1,07 por ciento que lo situó en los 11.719,3 puntos, mientras que durante la semana ha caído un 1,2 por ciento. El índice general de la Bolsa de Madrid cedió un 1,08 por ciento. hasta los 1.223,99 puntos.

Entre los principales valores, Telefónica, Banco Santander y BBVA cayeron cerca del 1,5 por ciento, mientras que la eléctrica Iberdrola resistió mejor las ventas y sólo cedió un 0,4 por ciento.

Otros valores del sector energético consiguieron cerrar en positivo. Endesa subió un 1,6 por ciento y las defensivas Enagás y Red Eléctrica subieron un 1,6 por ciento y un 0,35 por ciento, respectivamente.

Los títulos de Repsol bajaron un 0,8 por ciento, con el mercado atento al revuelo que han causado las especulaciones sobre un posible recorte de los dividendos y las presuntas disputas sobre esta materia en el seno del consejo.

En el sector de construcción e infraestructuras, Ferrovial subió un 0,75 por ciento tras el castigo sufrido el jueves, mientras que OHL terminó a la cola del Ibex con un retroceso del 3,3 por ciento.