Público
Público

El Ibex acaricia los 10.000 puntos a mediodía a la espera del PIB de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El principal indicador de la bolsa española, el Ibex-35, recuperaba aliento a mediodía y, aunque cotizaba prácticamente plano con una subida del 0,01%, lograba acariciar los 10.000 puntos, a la espera de los datos del PIB estadounidense del segundo trimestre.

A las 12.00 horas el selectivo español recuperaba 1,40 puntos y se situaba en 10.005 unidades, mientras que el Índice General de la Bolsa de Madrid, con la mitad de sus sectores en negativo, retrocedía el 0,04%.

Pese a que el consenso de los analistas apunta a que el PIB del segundo trimestre en Estados Unidos podría rebajarse entre el 1,2% y el 1,4% anual, los futuros de los principales índices de Wall Street se negociaban en positivo apenas tres horas antes del inicio de la sesión.

Con el euro estable en 1,272 dólares, las principales plazas europeas mitigaban en parte los descensos de la apertura, de modo que Milán cedía el 0,42%, París, el 0,39%, Londres, el 0,18%, y Fráncfort, el 0,11%.

En España, Telefónica, Inditex, Repsol y Endesa engrosaban la lista de valores al alza con repuntes del 0,79% para la operadora, del 0,19% para el grupo textil y del 0,06% para la petrolera y la energética, suficiente para compensar los números rojos de la banca.

Los mayores avances del Ibex eran para Ferrovial (1,69%) y Grifols (1,65%), y en el otro extremo BBVA encabezaba los descensos con el 1,10%, seguido por un pelotón de bancos medianos: Sabadell (0,82%), Popular (0,73%), Santander (0,68%), Banesto (0,48%) y Bankinter (0,34%).

Iberia, que comenzaba la sesión a la cabeza de las subidas del índice tras presentar sus cuentas hasta junio se desinflaba a mediodía y perdía el 0,78%.

Dentro del mercado continuo Renta Corporación se mantenía como la cotizada más alcista en los que va de sesión un una subida del 6,68%, y Tavex Algodonera encajaba el mayor castigo, del 6,46%.

Hasta las 12.00 horas el parqué español había negociado 63 millones de títulos por un importe de 355 millones de euros, de los que 85 correspondían a Santander, 66 a BBVA, 60 a Telefónica, y 22 a Iberdrola.